martes, 20 de diciembre de 2011

76. Soy un monstruo

Cuando desperté, por un segundo pensé que todo lo del otro día había sido fruto de mi imaginación. Pero por desgracia, la realidad me aguardaba disfrazada de zorro de dos colas con semblante serio. Mire asustada y recordé como si Sonic no se hubiera interpuesto, los hubiera atacado. No podía sostenerle la mirada por lo que me conformé con mirarme las manos enredadas en las sabanas.

"¿Cómo te encuentras?"

"Bien..." Dije casi sin fuerzas y a punto de llorar "Tails yo... yo nunca..." Intente mirarlo y este cerró los ojos.

"Lo que hiciste ayer fue muy arriesgado. Aun ninguno de nosotros acabamos de entender lo que te paso. Te veías distinta, tus ojos se tornaron azul intenso y aun no encontramos explicación"

Me parece que yo sí la encontré

La imagen de la figura que me había tortura por tantos meses, esos ojos azules, esa sonrisa. Alicia había hayado el modo de controlarme. Pero, ¿cómo? y más importante, ¿por qué?.

" Aun no me recupero del susto al verte del modo que sujetabas a Eggman y luego atacabas a Sonic y Amy..."

¡Sonic!

"¿Cómo se encuentran?" Sentí un nudo en el estómago y me levante de la cama a pesar del fuerte temblor de mis rodillas.

"Estables. Amy recuperó la consciencia media hora después de que tú la perdieras. Por suerte las quemaduras desaparecieron sin dejar marca gracias al ungüento de Knuckles..."

Suspire aliviada. Aunque desde el primer momento sabía que Amy estaría bien. Era una chica fuerte y aun tenía ganas de golpearme. Y no dejaría este mundo sin antes haberlo echo ^^''.  Pero mi mayor preocupación era el molesto pitufo.

"¿Y Sonic?" Mi voz temblaba como si no quisiera ni oír la respuesta, pero me obligué a hacerlo. Tails, por su parte, resoplo cansado y miro a la nada con tristeza.

"Mal...Perdió mucha sangre y se lastimó demasiado su brazo izquierdo y el gemelo derecho. Aun sigue hospitalizado. Igual que tú" Tails formo algo así como una sonrisa. Un acto simple, pero con mucho significado para mí en esos momentos.

"¡Oh! Ya decía yo de donde había salido este camisón blanco y esta sala tan blanca" Mentira. La angustia había bloqueado mis sentidos que me daba igual estar en un hospital, como estar en la luna. Tails se río y eso me hacía sentir mejor "En serio Tails, lo lamento. Ayer...-suspiro- Ni yo misma sé con certeza que me ocurrió. Solo sé que que no era yo la que controlaba mi cuerpo..." Tails me miro y luego se llevo la mano al mentón en gesto pensativo

"Extraño...Investigaré sobre casos de doble personalidad o reacciones del cuerpo ante tantas desgracias..." Le sonreí. Aquello era muy importante para mí y a pesar de que hace unas horas hubiera estado a punto de atacarle, allí estaba, ayudandome.

"¿Amy está muy enfadada?" Tails sonrió con amplitud y dijo alegremente

"Totalmente"

"Vaya... Será mejor que no la dejemos que coja nada con lo que pueda hacerme daño ._.u ..."

"Sí, será lo más conveniente" Los dos nos echamos a reír como su aquello fuera normal. Como si nada hubiera ocurrido. Pero había ocurrido y mi conciencia no dejaba de castigarme.

"¿Dónde está Sonic?" Pregunté volviéndome a poner en pie con decisión.

" En el pasillo de enfrente, la puerta 362. ¿Por q..? Se fue .__.U"

Corrí por el pasillo a pesar de la novedosa pesadez de mi cuerpo. Cada movimiento era como intentar un trozo de plomo de 2 toneladas. Pero logre llegar a la habitación. Las luces estaban apagadas y las persianas ligeramente bajadas permitiendo entrar tímidos rayos de sol que alumbraban la camilla. El sonido del continuo pitido del pulsómetro y las respiraciones forzosas de ambos rompían el silencio. Me acerque con miedo a la camilla y me senté en una silla cerca de donde estaba el.
Varios cables salían de su brazo derecho mientras una mascarilla de oxígeno de encargaba de ayudar en la respiración.

"Sonic..." Deslice mi mano hasta la suya que reposaba sobre su ascendente y descendente pecho. La tome con fuerza y lo mire a la cara. No tenía tan mal aspecto como ayer, pero tampoco uno bueno. "Oh por Caos...¿Qué he hecho?" Me eche a llorar sobre su pecho, rogando que despertara. Quería que me mirara otra vez, que me sonriera y me dijera: <<Tranquila, todo va a salir bien. Ya verás>> Pero de momento el único sonido procedente de él, era el de su respiración.

"¿Cómo pudo pasar esto? Soy...Soy...un monstruo..." Lloré y lloré como si nada ni nadie pudiera hacer detener ese río de desgracias.

"Cris..." Con rapidez me erguí y me limpie los ojos. Tarde unos segundos en volver a ver con normalidad. "Oh por Caos...Cris..." Amy llego a zancadas a mi desde la puerta y me abrazó.

"Amy..." No sabía que hacer. Aquello no era normal. "¿Por qué me abrazas? Y-yo...ayer te lastime...Y si no llega a ser por Knuckles y Tails no quiero ni pensar que hubiera ocurrido..." Amy me miro sonriendo a pesar de que ella también había empezado a llorar

"Tonta... A pesar de que estoy enfadada por que hicieras esto a Sonic..." Baje la cabeza avergonzada sintiendo como las lágrimas volvían a por más. Pero Amy me levantó la cara "...eres mi amiga, en las buenas y en las malas. Además se que no lo hiciste a propósito, no eras tú de eso estoy segura. Te veías distinta...Dabas miedo..." Aquello me lleno de temor. Era un monstruo y no cabía duda. "Voy a por una taza de chocolate caliente, ¿te traigo uno?" Amy se levanto y me miro desde la puerta con una sonrisa cansada. A contraluz podía distinguir sus moradas ojeras.

"No gracias...No tengo hambre..."

"Como quieras..." Echo un último vistazo al cuerpo yacente del erizo y suspiro. Luego desapareció tras la puerta.

"Soy un monstruo...Será mejor que desaparezca antes de que ella vuelva a despertar..." Me levante pero algo me sujeto la mano. Estuve a punto de chillar.

"No..." Aquella voz. Mire a Sonic que seguía con los ojos cerrados pero aun así hablaba y me tomaba con sobrada fuerza la muñeca. "No lo...eres..." ¿Acaso fingía, había estado despierto pero haciéndose el dormido o era sonámbulo?

"Sonic..."

"Cristalice...Fuego...Hielo...Luna...¡Cris tus ojos! ¡No espera, no te vayas!" No entendía nada de lo que decía, pero a medida que lo gritaba su rostro mostraba desesperación y espanto. De pronto un sonido agudo y veloz llamó mi atención, el pulso se estaba acelerado e iba demasiado rápido.

"¡Oh dios mio! ¡Enfermera!" Pero cuando quise soltarme del agarre, todo volvió de repente a la normalidad. Salvo mi pulso, que ahora él era el alterado.

"Cris..." De pronto algo mágico paso. Poco a poco Sonic empezó a mover sus ojos y con lentitud los fue abriendo. "¿Don-de...qué...?" Mientras Sonic recuperaba la vista, yo sentía la alegría trepar a mis ojos y empecé a llorar (Soy una llorica xD) Sonic me miro confundido "¿Cris..?"

"¡Sonic!" No pude controlarme y lo abrace con fuerza. "¡Despertastes! ¡Nos tenías preocupados!" Mientras abrazaba a Sonic el otro me miraba lleno de confusión debatiendo si aquello no era un sueño. Disimuladamente se pellizcó el brazo y el diminuto dolor le aviso de que aquello era real.

"Au...Cris...Duele" Río sin fuerzas el erizo y yo también me eche a reír mientras me secaba con los brazos las lágrimas.

"Voy a avisar  Amy" Corrí a la puerta y me pare antes de salir y lo mire sonriendo " Gracias Sonic"

"¿Por qué?"

"Por salvarme ayer" ´Sonic se sorprendió y yo volví a reír y eche a correr por el pasillo llamando a Amy a gritos. La encontré en la cafetería dando vueltas con la cuchara a la taza. Cuando me vio, primero se levanto asustada temiendo lo peor. Pero para bien era todo lo contrario. Juntas volvimos a correr a la habitación donde Amy hizo lo mismo que yo minutos antes (salvo que más exagerado ya que yo no lo besuqueé ._.U)

Días después de pasar en el hospital (tuve que quedarme en observación por mi comportamiento. Pero ni los médicos parecieron encontrar respuesta a lo que me ocurría. Por lo que como me encontraba bien, pasaba los días en la habitación de Sonic pasando el rato) nos dieron en alta. Sonic tubo que utilizar silla de ruedas hasta que su pierna estuviera curada. Fue un drama para él no poder correr al menos durante 3 días (que fue lo que tardo en librarse de las vendas y demás -.-) Hasta que ese día no llego, la imagen de un Sonic mal herido me mataba el alma. Aun así, el erizo no parecía guardarme rencor. Aun así eso no me dejaba tranquila. ¿Y si volvía a perder el control? ¿Y si hacía real daño a alguien? Me sentía como un monstruo. Como si guardara una bestia en mi interior pero ni el acero fuera lo suficientemente duro para detenerla. Y tenía miedo....

...miedo de mí.

1 comentario:

  1. Alicia...Lo sospechaba..lo sabía! :B Aún así que trágico que ha encontrado la manera de controlar a Cris :S Dooww, Sonic tan lindo y estúpido como siempre :3 Bueno que no le tiene reencor alguno ^u^ Se me hizo algo triste este capítulo...Eso, o que ando escuchando una canción medio macabra y tristona mientras leo jaja XDDD Nah, el capítulo en si quedó buenaso! :C Pobrecilla Cris...Me mató la frase del final ¨Y tenía miedo....miedo de mí.¨ Muy bueno como siempre! C: Dios! Agradezco tanto que seas tan rápida actualizando jaja C:

    ResponderEliminar