miércoles, 30 de noviembre de 2011

72. Carrera

Nota autora:  Este capitulo va con música. Las letras azules son partes de la letra. El link es este: http://www.youtube.com/watch?v=0XyfvjaTBZg. Cuando comiencen las letras azules pongan la música y DISFRUTEN! ^-^
_________
Tras pasar el cuello del top blanco de manga larga por mi cabeza. Apure en peinarme y tomar la nuevísima tabla de extream gear que todos mis amigos tan gentilmente me habían regalado. Con tabla en mano y vestida, eche a correr a la puerta de entrada. Me despedí de mis padres sin pensar en detenerme en mi carrera a la libertad. Y lo lo hubiera echo si...

"¿¡ A DÓNDE TE CREES QUE VAS ASÍ VESTIDA!?" La cara de mi madre era un poema. Resople, pero no tenía tiempo de castigos, tenía que llegar pronto a la cita.

" A montar a extreme gear mamá, volveré en un rato...¿horas? No lo sé. Aun así llevo el móvil y voy a estar por los prados y..." Pero mi madre era más tozuda que una mula y regreso al tema de la vestimenta.

"¿ Y es necesario escasear en ropa para montar en esa tabla? Te recuerdo señorita que estamos en primavera. ¡A comienzos de primavera! No en verano ¬-¬..."

"Mamá estoy bien, además estas semanas e pasado hasta calor. En serio mamá, estaré bien y sino, pasare por casa a por algo de abrigo" Sabía que no la había convencido pero decidí escabullirme antes de que mi madre retomara la discusión y tirarnos así horas. "¡Adios mamá, papá!" Cerré la puerta tras de mi y eche a correr. Esperaba no llegar suficientemente tarde.

"Que niña"

"Dejala Alyson, es joven y sabes que es más que imposible que se este más de 2 segundos quieta. Nosotros también hemos sido así"

"Yo no era tan desovediente ¬-¬..."

"No..." John Sky se levanto y tomo a su esposa por la cintura, mientras ella ponía moritos fingiendo un enfado. La acerco a el y la beso el cuello y la mordi´ço un poco la oreja sabiendo que era su punto débil. La eriza se movió por el cosquilleo y luego apoyo su cabeza en el hombro de su esposo. Luego recordó algo no tan feliz como aquello, pero algo le decía que era importante.

"Ya pasaron 15 años desde aquello..." Mi padre se sereno un poco y con semblante serio asintió " ¿Crees qué algún día deberemos decírselo?" Mi padre la beso en los labios para enseñar la salida a las preocupaciones. Luego la miro y mientras la acariciaba la mejilla dijo dulcemente:

"Pase el tiempo que pase, cuando llegue el momento será la hora de la verdad. Ahora disfruta de tu maravillosa vida con el pesado de tu marido y tus hijos"

*      *      *      *      *      *      *      *      *      *      *      *      *

Llegué corriendo y respirando con cansancio. El lugar estaba vacío por lo que apoye la tabla en el tronco mientras que, con la mirada buscaba a mi oponente.

"Ya pensaba que no venías" La voz bromista provenía de mi espalda.

"Mala suerte...¿Acaso pensabas que me iba a rendir tan facilmente?" Conteste irónica aun dando la espalda

" Por un momento, si. Pero luego razone y recordé que estaba hablando de Cristalice Sky, la chica más ruda de todo Mobius y que nunca rechazarías una carrera, sobre todo una de extremes gears..."

"Que bien me conoces...Sonic" El engreído erizo azul sonrió. Llevaba en la frente un par de gafas de sol y una tabla azul apoyada en la pierna. " Bonita tabla..." El erizo, sorprendido por el comentario miro su tabla y rió.

"Lo sé, es casi tan rápida como yo" Ya estaba fantasmeando "La tuya también es muy linda" Mire a mi tabla y me cruce los brazos y haciendo me la tonta dije:

"Que yo recuerde, es tabla me la regalaron todos por mi quinceabo cumpleaños...¡A sí! Justo el que tú olvidaste ¬¬..."

"Si es cierto, aun me duele la cabeza por el martillazo" Decía mientras se rascaba la nuca riéndose

"Quizás porque fue hace solo una semana #¬¬..."

"¿Te va que empecemos la carrera o piensas pasar el día discutiendo?" Dijo con una sonrisa irónica y colocándonos con las frentes pegadas

"No sabes cuanto te aborrezco, Sonic the hedgehog..." Mi mirada asesina no hizo más que perfilar su sonrisa. Puso un dedo sobre mi nariz sonriendo

"Eso es bueno. Así sé que no me sacas de tu cabecita loca, Cristalice" Sentí como un rubor indeseado trepaba hacía mis mejillas. Pero me gire y me aparte de Sonic para que no lo viera.

"No me confundas con Amy. Por mucho halago que salga de tú boca, no me hará cambiar de idea en mi propósito de hacerte tragar tus palabras sobre que eres el más rápido en extreme gear" Sonic abrió los brazos en señal de un  fingida rendición. Tomé carrerilla y lance la tabla para luego caer seguidamente yo sobre ella "¡Te veo en la meta!"

"¡Hey eso es trampa! Ahora te vas a enterar" Decía Sonic mientras reía.

Ha Ha Haa . Pump It. Ha Ha Haa. And pump it (louder) {x4}
Turn up the radio
Blast your stereo
Right

"¿En serio piensas que puedes ganarme?" Me grito Sonic usando esquivábamos coches al cruzar Central City

"No lo creo..."  El erizo me miraba con una sonrisa burlona mientras yo hacía miles de movimientos para evitar un posible choque "¡LO SÉ!"

"Todo se vera en la meta" Ambos aceleramos. Íbamos de momento empatados. Algunos momentos yo le adelantaba pero luego el hacía algún truco y se colocaba en primer lugar. Pero no había un ganador aun asegurado ya que los choques y adelantos no brillaban por su ausencia.

 Nigger wanna hate on us (who)
Niggers be envious (who)
And I know why they hating on us (why)
Cause our style's so fabulous (waht)
I'm be real on us (do)
Nobody got none on us (no)

Unas estelas azuladas levantaron una fuerte brisa al pasar al lado de Amy, Cream y Tails. Los amigos, confundidos vieron como dos personas montados en tablas iban volando a toda velocidad.

"¿Esos no eran...?" Comenzó la pregunta Amy

" ¿Cristalice y Sonic?" Terminó Tails

"Vaya rapidez..." Dijo con su dulce y asombrada voz Cream

" No se quién es peor si Cris o Sonic..." Amy se tomo la frente y suspiro. Los tres se miraron y a unisono dijeron riendo:

"Los dos"

Common baby, just
Pump It (lauder)
Pump It (lauder)
Pump It (lauder)

"¡No pienso perder!"

"Tranquila ghostgirl, a ver si eres capaz de seguirme" Metió aun más rapidez. Temí caerme ya que nunca había montado a esa velocidad. Intente adelantar pero Sonic me cerraba el paso y la carrera estaba terminando. Recordé una cosa que me aconsejo Sonic en una de mis excursiones : Piensa rápido y actúa rápido.

"Eso es..." Hice un giro brusco y apunte al cielo con la tabla. Tome la parte de atrás de la tabla con la mano mientras saltaba sobre Sonic.

Yeah, that's the speed
Taht's what we do
That'swho we be

"No puede ser..." Dijo el erizo mientras miraba como yo lo sobrepasaba. Cuando "toque" suelo mi tabla se balanceo y a poco estuve de perder el equilibrio. Pero me mantuve. " Buen truco. Realmente sorprendente, Cris" Comentaba Sonic entre risas

La carrera llegaba a su fin. Estabamos en las partes campestres. Rocas, arboles, laderas. Ahora los obstaculos se multiplicaban. Ya se veía el final. Y escasos kilometros me separaban de la linea de meta. Volvimos  aquedar uno al ado del otro. Estabamos al 100% de velocidad por lo que era más dificil adelantar.

Pump It (lauder)

Mire a Sonic que sonreía y luego el me devolvió la mirada

Pump It (lauder)

Asentí firme y el erizo me imito y volvimos  amirar al frente.

Pump It!

A una velocidad incontrolable cruzamos la meta.

lunes, 21 de noviembre de 2011

71. El deseo de las velas

Había andado tan ocupada, el extraño retomar de las clases, Alicia, las tardes con Sonic y ver a Shadow por todos lados, que ni me había parado a fijar que el invierno terminaba. Dando paso a la primavera. Y justo también a ¡mi cumpleaños! Lo recordé gracias a Amy, ya que un fin de semana me agarró de los hombros y me empezó a sacudir con fuerza sin dejar de gritar:

"¡YA QUEDA MENOS, YA QUEDA MENOS! YAAAY!!!! > 3 <!!"

".__. Eem..Amy, calmate me empiezo a marear X__X!!" Amy paro en el preciso instante que caía al piso por causa del terrible mareo. Si algo no habrá nunca que negar, es que la fuerza de Amy era de miedo o__<

"Tonta, ¿cómo no puedes acordarte de la fecha de nuestro cumpleaños? ¬-¬..."

"¿Ya estamos en Marzo ô.ó?"

"Ajam ^ 3 ^" Me rasque la cabeza por la gran confusión. Aquello si que me había pillado por sorpresa. ¡Me había olvidado de mi propio cumpleaños! Cuando le explique a Amy se rió de mi tonto despiste. Me dijo que tenía pensado organizar una gran fiesta donde todos estarían invitados. No dejaba de asegurar que tardaríamos en olvidarla.

Cuando llegue a mi casa también me encontré con otra sorpresa. Shadow. En la puerta, pero esta vez ocurrió algo muy raro.

"Hola" La figura me hablo y yo que pensaba pasar de largo me detuve y lo mire perpleja.

"¿Hablas?"

"Pues claro, Cris. Siempre lo he echo. ¿O acaso ya me olvidaste?" Shadow se acerco a mi y poso su mano en mi mejilla. La sentía. Era real. Pero algo no encajaba. Instintivamente cuando me rozo, no sentí aquella descarga que producía su piel. Si no un ardor, como si me quemaran con fuego, y miedo. "¿Acaso no me extrañaste?"

"¿Quién eres?" Tenía mucho miedo y el ardor aumento cuando me tomo por la espalda y me pego a él. Era como abrazarse al mismo fuego del más profundo de los infiernos.

"Querida soy yo, Shadow"

"No...tú no eres Shadow"

En sus ojos estaba la respuesta. A pesar de imitar muy bien aquel color rubí, eran más apagados y se divisaban pequeñas motas azules. De un empujón de libre del ardiente abrazo. Shadow o quien fuera, agacho la cabeza y sonrió con maldad. Luego la alzo y me miro directamente mientras extendía la mano de la cual tayos negros se dirigían hacía mi. Se entrelazaron en mi cuerpo clabandose como espinas. La figura del erizo fue desapareciendo hasta formarse la figura de la joven que me llevaba atormentando día y noche. Sus ojos azules y su sonrisa tenebrosa me erizaron la nuca.

"Mira que eres necia. Pero una necia lista. No te dejaste caer en mi ilusión. Lástima a si será mucho más doloroso" Cerró su puño y sonrió con sed de sangre, mientras, yo sentí como aquellas oscuras zarzas me estrangulaban. " Ya es hora. He aguardado 14 años para esto. Y no esperaba que resultara tan sencillo" Pero cuando el dolor de los pulmones se hizo más intenso. Una voz conocida me salvo de la oscuridad.

"¡Cris!" Red llegaba corriendo con una sonrisa. Alicia miro y chasqueo disgustada la visión. Luego me miro con una sonrisa.

"He de irme, pero tranquila siempre estaré dentro de ti" En aquel momento no entendí el significado de aquellas palabras. Alicia despareció junto con aquellas oscuras zarzas. Para sorpresa no estaba herida por fuera. Pero aun así sentía el dolor de miles de heridas por mi cuerpo. ¿Qué me está pasando?
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

"¿Estás segura cariño que no quieres ir? Vamos será divertido, además es por tu décimo quinto cumpleaños" Yo sumergida en una nueva depresión repetí la misma frase a mi madre:

"No, iros tranquilos y disfrutar del crucero. Ahora mismo no tengo el alma para celebraciones" Me aleje arrastrando los pies. Pero estaba con toda la razón en que ahora yo no era buena compañera de fiestas. Los siguientes días volví a encerrarme en mi casa. Todos se preocupaban por mi inesperada decaída. Mientras yo lloraba por mi desgracia y por Shadow. Sintiéndome culpable de su accidente.

Entre rostros de preocupación y lágrimas llego mi cumpleaños. Hice un esfuerzo por sonreír a todos. Mi madre y Amy (si, ambas se habían puesto de acuerdo en jugar conmigo como una muñequita o__<) me obligaron a ponerme un vestido largo. Yo no sabía  a que venía tanto formalismo.

"¿Algún día me explicaras a que viene esta idea de ponerme vestido?"  Amy jugueteaba con mi pelo. Lo poco que había crecido me permitía hacerme un humilde recogido con rizos

"Algún día...Cuando seas mayor x)"

"¡Idiota, tengo tu edad y cumplo los años el mismo día que tú!"

"M e refería a mentalmente ¬ 3 ¬..."

"ÒuÓ Serás..." Tome uno de los cojines y la di en toda la cara. Por aquella noche iba a ser feliz. Lo había prometido. A la semana próxima mis padres, Red y Estela tomarían el crucero Royal Sea mientras yo pasaría la semana en casa de Amy.

"Cris... ¡!" Mi madre esquivo un cojín que la hubiera dado de lleno al abrir la puerta. Amy y yo paramos y nos avergonzamos "En fin cuando decidan dejar de hacer el tonto, la tarta las espera abajo ¬-¬..."

"Si mamá..."

"Si señora Sky..."

"Bien ¬-¬..." Cerró la puerta y entonces lleve la mano al colgante de piedra de Luna que mi madre me había obligado a ponerme. Con el me sentía mejor y no había visto ni a Shadow ni a Alicia. Tras colocarnos los vestidos, las dos amigas bajamos de la mano por las escaleras. Cada una con su vestido rojo o azul. Todos estaban alrededor de la tarta con dos velas aguardando a ser sopladas. No había visto a Sonic, cosa que era raro. Ya que Amy fue su primer invitado. Pero el erizo azul no había echo aparición. Tomadas de las manos nos acercamos a la tarta y tras un novato Cumpleaños Feliz, soplamos las velas. Cada una con un deseo un camino distinto. Que no tardaría en unirse de una manera. Pero aun tocaba esperar.

sábado, 12 de noviembre de 2011

70. Extreme Gear

" ¿Ves la membrana endoplásmatica y los núcleos de las céludas?" Decía el Tails profesor mientras yo seguía con un ojo cerrado y otro abierto procurando ver por el microscópio.

"Si. Las vegetales se ven mejor que las animales"

"Pues así acabas antes, porque quiero que me dibujes en estos tres circulos en cada uno la epidermis de cebolla vista desde los tres puntos de visión, " Yo solté un pequeño quejido de molestía pero a los microsegundos andaba dibujando células.  Tras media hora de dejarme el ojo llegaron las prácticas de Química con Tails (Tails se encargaba de la rama de ciencias y matemáticas y mecánica. Pero mecánica solo me tocaban los miércoles y viernes)

"Recuerda que cuando andes experimentando con ácido sulfídrico no lo mezcles con agua porque sino..."

"Obtendríamos ácido sulfúrico..."

Y así terminé con mi clase de primera hora de la mañana. Después llego historia con Knuckles. Esa clase la dábamos en Ángel Island haciendo excursiones por los diversos templos y yendo a numerosos museos de la ciudad. Luego llegó Biología y enfermería con Amy. Aprendí a colocar vendas en caso de fractura del maxilar y mil cosas más. La última de la mañana fue francés e inglés con mi madre que tenía el título de profesora de idiomas. Tras la comida me tocaba Geografía y ciencias de la naturaleza que me la impartía Sonic. Eran mis clases favoritas ya que no había libros (SII! >O<!!) todo era práctica y observación. La geografía me la enseñaba viajando y a momentos dejarme con un mapa y brújula y dejarme guiar. Y cada planta, monte y río que viera lo anotaba en un cuaderno y su localización lo marcaba en el mapa. Cream me enseñaba Doméstica con Amy (ya que la pequeña aun no era capaz de jugarsela con los fogones). Al comienzo pensé que era una tontería aprender a freír un huevo, pero resulto más complejo. Amy me decía que allí estaba para aprender a llevar solita y sin ayuda una casa cuando me independizara.

"Y luego tu le das clases a tu marido y novio y todos contentos ^^"

Llegué a mi casa tras un día de mi peculiar escuela. Estaba cansada. Mis amigos por muy bien que nos llevásemos eran impasibles cuando se volvían mis profesores (A momentos los temía). Sonic vino a buscarme a la tarde tan sonriente como siempre.

"¿Lista para proseguir con tu condena?" Siempre era la misma broma y luego me llevaba a miles de sitios.

"¡Sonic mira!" Señale unas raras tablas que parecían de snow pero con propulsores en su cara baja. Sonic se acerco y miro como si no le sorprendiera el objeto, como era mi caso.

"¿Te refieres a los Extremes Gears?"

"¿Sabes lo que son? *-*" Sonic asintió y me explicó.

"Son unas tablas antigrabitatorias. Son bastante famosas y oí de que hay gente que hace carreras con ellas. Yo hubo un tiempo en el que tuve que aprender a usarla. Cuando nos enfrentamos a los Babylon Rogues"

"¿Quienes?"

"Eran unas aves ladronas que robaban usando esas tablas. Eggman las contrato para robar las esmeraldas y nos retaron a jugarnos nuestras esmeraldas y las suyas en un concurso de carreras. Quién ganaba se llevaba todo. Así de sencillo"

"¿Y ganasteis?"

"Por poco. Hubo carreras en las que perdimos y pensábamos que ya no lo conseguimos. Me pregunto que fue de esos tres...Solo espero que si aparecen no hagan de las suyas"

"Suena muy interesante. ¡Jolin yo quiero probar a montar una tabla de esas!"

"Si quieres te alquilamos una y te enseño"

"¿¡En serio!? *O*"

"Claro" Antes de que dijera nada más yo ya estaba abrazándolo y sin dejar de darle las gracias.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

"Coloca las piernas en la posición que te dije. Ahora echa el cuerpo para delante y vuela. ¡Vamos como hemos practicado!" Salí por el aire montada en mi tabla feliz y concentrándome en no caerme.

"¡Muy bien, Cris lo estás logrando sigue así!"

Sonreí orgullosa y empecé a probar a hacer las acrobacias que Sonic llevaba mostrándome durante los anteriores días y que yo no había logrado ejecutar. Pero en mi mente apareció Alicia y sonrió con maldad mientras  decía:

*Fin de la diversión*

En la reailad sentí una punzada muy fuerte y dolorosa en mi pecho que me hizo echarme para atrás y perder el equilibrio y precipitarme desde el cielo al suelo.

"¡CRIS!"

Mientras caía extendiendo los brazos lo vi. El erizo negro de mechas rojas me miraba impasible como siempre hacía. Era un fantasma. Un mero recuerdo que se encargaba de torturarme. Pero siempre desaparecía al cabo de unos minutos o una hora de tortura. Sonic me atrapo y me deposito en el suelo.

"¿Te encuentras bien?"

"Mi corazón...Alicia..."

"¿Alicia, quién es?"

"La chica del espejo y mis pesadillas"

Sonic no lo entendió, aunque yo tampoco me entendía. ¿Quién era realmente Alicia?¿Y por qué siempre que aparecía en mi mente me ocurrían cosas malas? Decidí dejar de lado las preguntas. Cuando Sonic se fue yo me escaque de mi casa y seguí practicando llevándome muchos golpes hasta dominar la tabla voladora.

69. Condena azul

"¡Claro qué me importas, Cris! ¡¿ Y Por que estás así con todo el mundo?! Siempre a la defensiva ¡Sobre todo desde que vinimos del ARK!"

"¡No estoy a la defensiva! "

"¿No? ¿Encontes por qué gritas?" Iba a contestar pero me dí cuanta que ahí llevaba la razón

"¿Sabes, por qué no te pierdes un rato?"

"¿Y dejarte sola? No, lo siento, no tengo planeado asistir a ningún funeral durante esta semana"

"¿Por qué te preocupas por mí? ¡Se cuidarme solita!"

"¡Porque te quiero!"

"¿Qué?"

"¡Qué te quiero cómo amiga! Y no quiero que te ocurra nada malo, ¿entiendes?" Puso las manos sobre mis hombros y me miro con ternura " En serio, Cris. Lo único que quiero es ayudarte, pero eres más tozuda que una mula y no das tu brazo a torcer. Además, me prometí que te ayudaría a olvidar la mala experiencia del ARK y poder verte ser la misma Paliducha de siempre" Sonic sonrió y yo baje la cabeza avergonzada. Me hacía sentir culpable.

"Maldito pitufo... Me estas haciendo sentir culpable...Eres muy bueno y yo no dejo de gritarte e insultarte desde el momento que llamaste a mi puerta para animarme. Y yo lo único que hice fue gritarte" Pero Sonic rió y alzo mi mentón para que lo mirara.

"Cris, no te sientas culpable. Hace tiempo que me acostumbre a tu gran genio" él se rió en mi cara y luego de broma le empuje sin fuerza y le saque la lengua.

"¿A si? Pues acostumbrarte porque si quieres ir a dar paseos conmigo tendrás que aguantarnos a mi y mi genio" Sonic sonrió viendo su objetivo conseguido.

"¿Entonces aceptas?" Asentí con una sonrisa " ¡Perfecto! Pues Critalice Sky acaba de ser condenada a aguantarme cada tarde o mañana" Yo me eché a reír. En cierto modo estaba contenta después de muchos días. Sonic cuando estaba a mi lado me hacía sentir bien, como si me contagiara su positividad y viera el mundo más vivo de lo que yo sola pudiera jamás ver.

Y así es como comencé mi "condena azul". Fuera mañana o tarde, Sonic venía a buscarme y me llevaba a cualquier lugar. Cuando no estaba con él, muchas veces me parecía volver a ver el fantasma del recuerdo de Shadow acechandome. Pero iba seguir adelante. Mi madre, cierto día, cayó en la cuenta de que con tanto lío de traslado de ciudad había perdido el comienzo de mi último curso elemental. Como en todos los institutos ya iban muy adelantados, Tails se le ocurrió que al igual que ellos diera los siguientes temarios del resto de cursos hasta el graduado por mi cuenta. Por suerte, en Mobius, el colegio en casa estaba permitido. Mis padres estuvieron de acuerdo y así comencé mi colegio. En el cuál yo era la única alumna y los profesores mis amigos y familiares. Con el tiempo fui haciendome a la idea de ver a mi hermano con una novia. Me disculpe con Estela y le conté que tras lo d Shadow, cada gesto de amor que veía me provocaba molestia. Ella lo entendió y hicimos borrón y cuenta nueva. Y de este modo, poco a poco fui luchando contra los infortunios que me acontecieron. Pero las pesadillas no cesaban y Alicia estaba muy presente, tanto como Shadow. Tenía que salir adelante. Pero, ¿acaso era lo suficientemente fuerte para lograrlo? Solo el tiempo me lo diría.

68. Estela

La primera vez que la vi. Una gata negra con una larga melena rubia y ojos celestes, hablaba animadamente con mi hermano. La desconocida no dejaba de sonreír ante los "suspicaces" (Prefiero no saber de las estupideces que se estaría riendo, o si al igual que yo lo hacía por pena :B)comentarios de mi hermano. No pase inadvertida la extraña forma que tenía Red de mirarla cuando la gata reía. Cuando parecieron darse cuenta de la presencia de Sonic y mía dejaron a un lado las bromas y se giraron a mirarnos cada uno con sonrisas y la gata aun recuperandose de la sesión de carcajadas.

"¡Cris, ¿cómo te encuentras hermanita? Seguro que Sonic te ha cuidado muy bien ^^"

"Y molestarme también lo hizo divinamente ¬¬*..."

Mi hermano yse hecho a reír y tomo la mano de la gata y la hizo ponerse a su lado. ¿Estaba cogiéndole de ...la cintura?

"Cris quiero presentarte a Estela, Estela esta es mi hermana pequeña Cristalice" Estela me tendió la mano sin separarse casi de mi hermano. Como si su brazo estuviera encajado a la cintura de mi hermano. ¿En serio qué demonios ocurría aquí?

" Extraño nombre. Nunca antes lo había oído" Ella me sonrió y me miro con unos ojos celeste claro. La devolví el saludo aun recuperarme de ver la manera en que ambos se sujetaban.

"Lo sé. Se puede decir que soy única"

"Todos tenemos lago que nos hace únicos. Y no solo el nombre" Sentí un extraño escalofrío al oír eso. Como una especie de dejavu. "Red no deja de hablar de ti. Dice que si no llega a ser por ti quizás no nos hubiéramos conocido" Los dos se miraron sonriendo y mi hermano se sonrojo.

"¿Y puedo saber cómo paso?"

"La verdad fue algo curioso. Sacado de la típica película romántica. Tu hermano andaba en otro mundo, como siempre, y yo tampoco andaban muy atenta cuando nos chocamos de cara en la calle. Él fue un caballero y me ayudo a levantarme y entonces le mire los ojos y me quede atrapada. Tras ese tonto accidente acabamos pasando la tarde juntos y tu hermano me contó lo de tus problemas de salud. También me contó sobre él y yo sobre mi. Nos sinceramos y acabamos sabiendo casi la vida entera de cada uno. Los minutos resultaban ser horas. Y cada vez que le miraba y sonreía contándome sus anécdotas de niño, me quedé enamorada" Yo que me había pasado escuchando la historia mirando a mi hermano y a Estela me golpeo la palabra como una bofetada en la cara.

" ¡¿E-enamorada?!" Red que hacía calamerudas a Estela me dio a entender que mi hermano después de 16 años se había enamorado tras el infortunio amorcito infantil de los 11 años, pero aquello no cuajo como era contrario en este caso. De pronto sentí un enorme desprecio hacía las personas que tenía delante "¡Estúpido! ¿¡Cómo pudiste!?"

Todos me miraron confundidos sin saber de que hablaba. Pero antes de nada eche a correr y con brutalidad abrí la puerta de entrada y salí corriendo por la calle. Corría con los ojos cerrados, por lo que no vi el coche cuando cruzaba la carretera. El sonido de los frenos me alarmo y maldije mi torpeza. Pero antes de que mi cuerpo colisionara contra el capo, yo estaba en la otra acera con los ojos cerrados y los brazos protegiéndome la cara.

"¿Pero que demo..."

"¡Acaso estás loca!" Había sido Sonic quien me sacó del apuro. Estaba mirándome enfadado y me cogía de los brazos con fuerza "¡Podías haberte matado! ¿A qué se supone que ha venido lo de antes? ¡¿Te parece normal salir corriendo y por poco ser atropellada?!" Enojada le aparte de un empujón y me frote los brazos donde me había sujetado con fuerza.

" ¿Y a ti qué te importa lo que me pueda pasar, eh? No eres mi niñera Sonic"

viernes, 11 de noviembre de 2011

67. El fantasma

Aviso de la autora: El comienzo de este capítulo se lo dedico a la buena de mi ciber amiga Sam. Por favor recuerden que esta es una historia cuyo único fin es entretener al lector. Os ruego que en los comentarios, si queréis hacer críticas espero que sean constructivas y con un vocábulo normal. No es necesario usar insultos u  cosas infantiles. Os recuerdo que es una simple historia fanfxi en la cual intento por costumbre dar todo mi ser para que ustedes tengan una lectura agradable y cautivadora. Así que si van a criticar, os pido que lo hagan desde un punto "profesional" y no personal. De todas formas yo no dudare en contestar cualquier duda en un comentario echo por mi tras el vuestro, o eliminar cualquier mensaje troll. Creanme puedo parecer una niña buena, pero a la hora de vacilarme, cuidado . Ahora yo con todo dicho y abisado (si es que aun prosiguen leyendo, gracias por vuestra paciencia xD), os presento el nuevo capitulo "El fantasma"
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
Se había pasado toda la noche viéndome dormir. No había tardado más que micro segundos en llegar a mi casa tras la llamada de Red. Se había sentado en una silla a verme dormir. Estaba llena de vendas que cubrían mis arañazos. Pero el cansancio llego a sus ojos y termino quedando dormido.

Minutos después, yo habría mis ojos y miraba alrededor confusa. Me había desmayado y estaba llena de vendas que provocaban un pequeño ardor en las heridas. Pero lo que más me sorprendió fue verle a él. Y ahí estaba, cruzado de brazos en una silla con la cabeza caída  y profundamente dormido. Sentí como me ruborizaba y luego sonreía. Posé los pies en el suelo con el cuidado para no hacer ruido y caminé hacía él. Me agache y me quedé mirando como dormía. Le acaricie sus púas azules y me apoye en sus piernas la cabeza. Por una vez en mucho tiempo, no tenía frío, ni tristeza. Estaba...bien.

*¿Pero que estoy haciendo?* 


Nada más pensé eso me aparte del erizo. En cuando deje de tocar su piel azul, aquel frío que sufría desde muy pequeña me recorrió el cuerpo otra vez. Mi cabeza pensaba que aquello estaba fuera de toda lógica. Eché la culpa al cansancio y la falta de nutrición. Intente comparar aquella sensación con lo de Shadow, pero no había comparación. Lo de Shadow era distinto, era una sensación de deseo, miedo...Mientras que aquella sensación era más dulce.

*¡O por dios necesito salir de aquí! ¡Estamos hablando de Sonic, Sonic the hedgehog! ¡PITUFO AZUL! ¡El idiota que siempre me irrita, molesta, me hace sonreír en los peores momentos y... ¡O dios, Cristalice! ¡¿Y Amy?! No voy a hacer eso a mi mejor amiga. Ni ahora ni nunca. ¿Pero qué digo? Actúo como si Sonic me gustara cuando no es así. Él es un estúpido cretino, con un buen corazón y.. >___< ¡¡DIOSSS!! DEJEMOSLO ESTAR! Ò__Ó!!*

Enojada me dirigí al baño sintiendo el escozor de las heridas de mis pies, ¿pero que remedio tenía? Si usaba mi telequinesis acabaría en peores condiciones. Estaba enfadada y llevaba un gran cabreo encima por la mala pasada que me había jugado mi cansada mente. Pero esa alucinación resulto pequeña cuando caminando por el pasillo vi una púa negra y roja. Sorprendida corrí hacía ella y vi a un erizo negro y rojo caminando de espaldas hacía el despacho. ¡Era Shadow!

Corrí por el pasillo olvidando las molestias y escoceduras. El erizo negro entro en la sala y cerro la puerta tras él. Segundos después yo entraba por la puerta. Pero la sala estaba vacía. No había nadie. Como si nadie hubiese entrado.

"¿Shadow?" Nadie.

"¿Cris?" Contenta y sobresaltada me gire con una sonrisa en la cara.

"¡Regre...!" Pelo la palabra murió cuando vi el rostro confuso de Sonic mirándome.  él me tomó de los hombros y me miro preocupado la cara.

"¿ Te encuentras bien, Cris? Oí como llamabas a...Shadow" Hizo una mueca al pronunciar el nombre " Mientras corrías por el pasillo. ¡Se te oía desde la habitación!" Yo solo baje la cabeza avergonzada  como una niña a la que han regañado conteste:

"Él estaba aquí, Sonic." Sonic asustado me miró preocupado y preguntó:

"¿Quién, quién estaba aquí Cris?"

"Shadow...Le vi caminando por el pasillo y se metió en esta habitación...Yo lo vi, pero cuando entre...Ya-ya no estaba..." Sonic me miro con tristeza y me midió la temperatura de la frente con la mano.

"Debes de tener fiebre y piensas ver cosas que no son. Es normal, suele ser uno de los procesos de aceptación cuando pierdes a alguien. El creer verle y oírle en lugares que te recuerden a él o hayáis estado juntos"

Pero si eso fuera cierto, Shadow no conocía mi casa. ¿Por qué me iba a recordar a él? No tenía sentido. Sonic me acompaño cogiéndome de los hombros a mi habitación a que me vistiera y aseara. Él como buen caballero se quedo en el umbral de la habitación y con una sonrisa de confianza me miro.

"Te espero a abajo con Red" Pero cuando empezó a caminar con las escaleras lo llame y lo detuve.

"Por favor, esperame aquí por si acaso ocurre otro...accidente" Sonic estaba al corriente de lo que había pasado en mi baño el día anterior. Pero solo conocía la versión de Red. No la historia al completo. Y de momento esa parte solo era conocer mi propios recuerdos y nadie más. Pero durante toda aquella ,confusa y extraña mañana no había caído en una pregunta muy importante. Pero no formule hasta que estaba ya vestida bajando las escaleras con Sonic cuidando que no me tropezara (no soy tan torpe ò_o... Ok, si..Pero un poco ;__; Vale mucho >__<!!).

"Sonic, verás sé que te encanta fastidiarme ya desde primera hora de la mañana, pero...¿Se puede saber que demonios haces en mi casa? ò_ô"

"Bueno sobre eso. Si, ¿es raro verdad? " No dejaba de hacerse el loco hasta que nombré su nombre con amenaza e impaciencia. " Tu hermano Red me llamo ayer. Tenía que ausentarse para hacer unos recados y tus padres andaban en el trabajo. Por lo que temía dejarte sola. Así que me llamo y me pasé aquí la noche" No sé porque pero me sentí un poco incomoda ante la idea de que Sonic hubiera estado presente durante mis horas de sueño. ¡En MI habitación y sin MI permiso! "¿Te pusiste roja?" Dijo Sonic guasón.

"¡SERAS IDIOTA! ¡Pues claro! ¡No me ha sido cómodo y normal despertarme llena de vendas y, encima, encontrarme a un estúpido pitufo azul sentado y dormido en una silla frente a mi cama!"Pero Sonic río por mi extraña vergüenza. *Hombres...Su ignorancia y estupidez no tienen límites* Fue lo único que pensé mientras ignoraba el resto de peldaños las numerosas bromas del molesto erizo.

"A por cierto" Dijo ya cuando tocábamos suelo plano.

"¿Qué?" Contesté seca y molesta del mero hecho de tener que soportar su presencia.

"En la cocina no te asustes ¿ok? Ayer Red trajo consigo algo bastante inesperado y quiere presentarte a alguien"

*¿A alguien?*

Pero no me dio tiempo a formular la pregunta cuando ya cruzábamos el umbral de la cocina. Fue la primera vez que la vi.

sábado, 5 de noviembre de 2011

66. El reflejo sin dueño

Pase los restantes días encerrada en mi cuarto con la única compañía que la de mi soledad. Estaba demacrada. No había provado bocado desde mi llegada. Solo bebía pequeños sorbos de agua en el grifo del lavamanos y lo hacía también con la luz apagada. Las cortinas eternamente echadas aseguraban una total oscuridad, pero no aun así más oscura que la de mi interior. Llevaba su pulsera en mi muñeca izquierda, con la ilusa idea de que aquella pulsera era lo único capaz de traerle de vuelta. Una noche (o día) algo en mi exploto. Empecé a sentir una repentina furia hacía él que hasta aquel día quería y esperaba.

"¡IMBECIL, IDIOTA! ¡ERES LO PEOR QUE ME OCURRIÓ, POR TI ESTOY ASÍ! ¡OJALA NUNCA NUESTROS DESTINOS SE HUBIERAN CRUZADO!" Mientras gritaba y pataleaba a la nada me agarraba de la cabellera produciéndome pinchazos que aumentaban el dolor de cabeza producido por la falta de sueño y  de tanto llorar.

Aun enojada fui al baño y por primera vez en mucho tiempo encendí la luz. Estuve a punto de gritar cuando vi mi reflejo. Mis ojos estaban rojos, humedecidos y carentes de vida. Y bajo ellos, unas ojeras como moratones ya rozando la tonalidad negruzca. Mi cara también se veía más delgada como mi cuerpo. Pero era una delgadez que asustaba. No fui consciente de o que mi cuerpo intentaba hacer hasta que vi lo que tenía en mis manos. Del botiquín de emergencias, hacía sacado un bote de pastillas. En mi otra mano portaba otro puñado que se acercaba alarmantemente a mi boca.

"¿Tan cobarde eres como para suicidarte? Me das pena"

Mi mano se abrió en el momento justo que las pastillas iban a entrar a mi boca, cayendo de este modo al suelo. Alterada lancé el bote de pastillas contra la pared fragmentando el cristal del envase.

"¿Qué me esta pasando?" Pasaba mis manos por mi cabeza en un aspecto de desesperación. Pero otra figura apareció en el espejo.

"Te esta pasando que eres una débil" Me sobresalte ya que yo era la única que había en la sala. Mire tras de mí pero a nadie pertenecía ese reflejo. " Deja de buscarme, ya que físicamente existo pero tus sentidos no son tan agudos como para encontrarme."

"¿Quién eres?" La chica sonrió mostrando una perfecta dentadura y con unos colmillos intimidantemente afilados. Hizo pucheros con la cara y unos ojos azules se posaron en mi.

"¿Ya no me recuerdas?-ríe- Y pensar que gracias a mi estas viva..." Como si me hubieran propinado un sonoro guantazo vinieron mis recuerdos. El rayo, la oscuridad, las vendas y una chica igual a mi.

"La chica de las vendas..." Mi mirada era indefinida, no miraba a nada en particular. Mi mente divagaba recordando en como tras que aquella oscuridad reptara por mi piel había abierto los ojos en el mundo de los vivos.

" Puedes llamarme Alicia si lo prefieres Critalice... Voy a atraparte Cris, ten lo por seguro. Yo seré tu apocalipsis." Tan fugaz como apareció, desapareció. Salvo que al ocurrir aquello el espejo se fragmento como si lo hubieran explotado. Mi grito se oyó por toda la casa mientras que en el baño los cristales cortaban mis brazos y una de mis mejillas.

Red que aguardaba siempre atento a algún aviso para poder entrar en mi cuarto oyó el grito.

"¿Cris? ¿Cris estás bien? ¡¿Critalce?! ¡CRIS HABRÉ AHORA MISMO LA PUERTA O LA TIRO A BAJO!" A carencia de respuesta, Red cumplió con su palabra. Tomo un poco de carrerilla pero cuando fue a cargar contra la puerta, esta se abrió. No pudo frenar a tiempo y dando volteretas se chocó con el suelo. "Au.. Eso dolió...bastante... X__X Mi cabecita..." Estaba con la cabeza boca arriba y con las piernas para el cielo en la pared. Vislumbro la luz y con cuidado se puso en pie "¿Cris, estás bien? ¡O dios mio Cris!"

La rojiza cara de mi hermano palideció al ver un pasillo de sangre en el suelo y montones de cristales rotos. Pero la visión más terrorífica que encontró no fue nada más y nada menos que mi cuerpo demacrado lleno de cortes de los que brotaban hilos de sangre.

"¿ Reeed?" Un repentino cansancio hizo que mis ojos se cerraran y a pesar de los miles de cristales punzantes que llenaban el suelo y rajaban la planta de mi pie, mi cuerpo perdió fuerza y se precipito al suelo.  La rapidez de mi hermano me salvo de quizás un doloroso final, pero para entonces yo ya estaba sumergida en completa oscuridad. Pero en esa oscuridad había algo. Unos ojos azul intenso que me miraban con maldad.
____________________________________________________________________________

Jojojo al final actualice antes de lo que imagine x3. He pensado que ya me demore demasiado en este blog por lo que el inicio de Canciones de Madrugada tendrá que esperar. Mientras para los que si querían leer esa historia les aviso que ya ando escribiendo los borradores a Word y quizás algún día suba el primer capítulo. En fin me las piro y no se olviden de comentar \(^O^)/
Bye! ♥

martes, 1 de noviembre de 2011

Hola mundo! :D

Lo sé soy una pesada y se que me demoro mucho entre capítulos. Pero la razones son simples: estudios y que mi inspiración a huido durante este tiempo sobre como proseguir con la historia. Y me niego a escribir una bazofia por querer acabar rápido. En fin, yo os venía a comunicar y disculpar por no haber escrito finalmente el especial de Halloween, pero es que no e tenido tiempo ;___;. Y también quería avisaros de que mi querida musa la imaginación, a pesar de avandonarme en esta historia, si me a alimentado para escribir otra distinta. Si les interesa, la nueva historia se llama Canciones de Madrugada "El secreto del Reloj". La sinopsis para que sepan donde se meten:

¿Qué haríais si tubieras en tus manos el don de viajar por el tiempo? Para Daren le parece una maldición. Tras la perdida de sus padres intentaba recuperar de nuevo su vida hasta que un día un suceso mágico lo acoge y lo atrapa. Pero para cuando Daren quiere darse cuenta, a dejado atrás su mundo y apareciendo en el pasado. Daren intentará luchar contra las contradictorias agujas del tiempo en una carrera para regresar a su tiempo. Pero el Destino no le va a poner las cosas fáciles.

Si les llamo la intención la trama el link es: http://tempus-cancionesdemadrugada.blogspot.com/
Al contrario que esta historia, Canciones de Madrugada no es un fanfic de Sonic como habrán podido ver.  Espero verlos por Canciones de Madrugada "El secreto del Reloj" muy pronto ^^ (en serio, quiero que me digan que tal se me da escribir sobre personas y no fanfics ^^)

Eso es todo \(^u^)/  besos y abrazos.
                                                                             Cristalice