martes, 13 de noviembre de 2012

Leeme bitch >uO! muahaha

HOLA LOCOS Y LOCAS DEL MUNDO! :D

Para los que no se hayan percatado de mi vuelta a está página, enterense ESTOY DE VUELTA Y CON GUERRA QUE DAR >:3 Así que quiero ver sus comentarios en las entradas ¬¬ (Soy una jodida pesada lo sé, pero menos Javi y Aycii (gracias de corazón a ambos ; ^ ;) nadie comenta Dx Y aunque no lo parezca, yo siempre uiero tener en cuenta sus opiniones: si quieren más acción, si la historia se vuelve monótona  si necesita más romance, más.. algo. En serio, dejan su comentario y yo les agradezco.  

Aparte de para recordaros (por 100000.. vez) los comentarios, venía a hablarles sobre un proyecto que tengo en mente. últimamente se me están ocurriendo historias que no tienen nada que ver con la historia, muchas están terminando siendo olvidadas. Pero, tengo 2 que pienso llevar a cabo si o si. 
1º Historia- El tema no será un fanfic de Sonic y compañía  si no que será un fic crossover entre El Planeta del Tesoro y La Sirenita (ambas películas de Disney) La primera vez que vi sobre esta pareja fue gracias a mi amado You Tube (¿dónde sino ves estás cosas raras? XD) 

2º Historia- Está si será fanfic Sonic SOLO que los protagonistas serán Amy y Rob'o (Para los que no conozcan a Rob'o es un personaje de Archie pero no se preocupen, que yo pondré una descripción en el blog) La historia tiene lugar antes de que Amy, sin memoria, llegue a Green Hill y conozca a su querido Sonic ♥ (?). Las cosas pasarían en el país o mundo de sus orígenes, junto con Rob'o terminan embarcándose en una aventura que terminará con la perdida memoria de la eriza. Durante ese viaje habrá peligros, amor, misterio y comedia (me esforzaré en lo último XD) Si quieren saber más, el ambiente de la sociedad no sería ni Edad Media, ni Presente. Estaría ambientada en la sociedad que había durante las primeras Revoluciones Industriales (estilo Peter Pan en el cuento) 

Ambas historias y las siguientes, no tendrían un trama muy larga (30 capítulos máximo a no ser que la cosa se ponga interesante :3) Ambas historias las pienso empezar a borrador, si eso iré pensando el link y diseño de la página pero, necesito saber si pensáis que es una buena idea o cuál historia os llama más la atención (Para empezar primero con una u otra) En cuanto el blog esté listo para funcionar, colgare otro aviso en este blog y en dA para que puedan acceder. Acepto propuestas de temas de historias que os gustaría leer, es decir, propones un tema y yo hago una trama a raíz de la idea. Si no, yo haré las historias sobre lo que me de la gana XD

Eso es todo, Bye cuídense

Cristalice. 

viernes, 9 de noviembre de 2012

95. Robar de tus labios

 Hola a todos! ^^ ¿Cómo han estado? :3 Bueno aquí os traígo un nuevo capítulo. Aviso de que para facilitar los cambios de narrador, las zonas narradas por Amy la letra será rosa. Las de Cris seguirán siendo las blancas. Eso es todo espero que comenteis y dejeis vuestras opiniones, críticas construccitivas y demás (o sino Pedobear los visitará está noche >:D muahaha) Eso es todo, saludos

Cristalice
____________________________________________________________________

"¿Oye muñeca, nunca te dijeron que es peligroso ir sola por estos sitios? Hay mucho pervertido suelto" 

"¿Son..." Pero el nombre murió en mis labios. Aquel no era Sonic. Ni de lejos. Sus ojos amarillos eran de un tono tan fuerte que daban miedo. Dos púas de un color caoba apagado  le caían por mitad de la cara, las demás estaban tapadas por una capucha. "Qué quieres?" Su mirada no me insinuaba nada bueno. 


"Disfrutar y divertirme. Como siempre" Iba a echar a correr cuando...

*                                                    *                                                  *

Crucé el parque en dirección a la casa, apenas me quedaba ya cuando oí un grito. Era demasiado familiar. Sobresaltada me gire y la ví. 

"¿Amy? ¿Qué está haciendo aquí?" La eriza rosa se encontraba a un par de metros de mi posición. Alguién encapuchado estaba intentando sobarla en un banco. Amy golpeaba sin exito, el sujeto debía ser muy fuerte. En uno de sus manotazos aparto parte de la capucha dejando a la vista esas malditas púas. "¡Drake! Oh por Cao...¡Amy!" 

Aquello era lo último, mi amiga estaba siendo tocada por ese ser. Aprete los puños y forme dos dagas de hielo en bruto. Si no lo acuchillaba, lo heriría. Empecé a correr, sabía que llamar a alguno solo pondría la situación de Amy en algún aprieto.  Pero no era la única que iba a socorrerla. En sentido contrario, Sonic corría con cara de pocos amigos.  Sonic por lo que mas quieras... No grites

"¡Amy!"  Idiota

"¡Sonic, socorro!"  Como ya supuse, Drake al sentirse amenazado la hizó, apoyando su espalda en el pecho de este, con un brazo retorcido y otro golpeando el brazo que rodeaba su cuello, Amy luchaba por escapar. Pero la cosa se pusó más delicada...

"¡QUIETO O LA RAJO EL CUELLO!" El metal se sentía frio. Me costaba tragar y sabía que si no moría estrangulada, esa navaja me dibujaría un collar carmesí.Sonic se paró en seco analizando la situación. Aquel erizo lo había cabreado.

"¡SUELTAME!" Le dí un cabezazo en la naríz. Maldijo y apretó la hoja aun más contra mi cuello. "¡Ah!" Un hilo de sangre recorrió mi cuello. 

"Maldito hijo de..." 

"¡Te dije que no te movierás!" Señalo a sus pies y Sonic se detuvo. "Será mejor que te guardes las agallas, azulito. No querrás que la chica lo pase mal, ¿verdad?" Sollocé, me sentía agobiada.

"Sonic..." Sonic apartó la mirada del asaltante y pude ver la desesperación dibujada en sus ojos. Fue a abrir la boca pero el grito nos piyó a ambos por sorpresa.

"¡AHHH!"

Música para mis oídos. La sangre bajaba descontrolada por la pantorrilla de Drake. La daga que le había cablado en el muslo estaba manchada cuando la extraí. Dejando la herida abierta para  que la sangre saliese con fuerza. Por impulso, se llevo las manos a los lados de la herida, soltando a Amy. Ella no se quedo quieta y corrió a abrazar a Sonic. Sin embargo, podía sentir sus ojos verdes sobre mi nuca. Gracias a la capucha de mi chaqueta y a la bufanda, solo tenía que procurar no mirarles para que me viesen los ojos.

"¡MALDITO HIJO DE...Ug!" Hundí los nudillos en su estómago. En aquel momento podría haberlo matado, pero no era ninguna asesina. Así que me limité a dejarle agonizando en el suelo. "Me las paga..rás..." Procuré no mirarle aunque era lo que más deseaba. Mirarle a los ojos y susurrar le: Jodete, cabrón 

Tuve que contener la risa al verle alejarse corriendo, bueno, o algo similar. Con una mano intentaba taponarse la herida y arrastraba la pierna. Cuando desapareció, decidí salir corriendo antes de que me piyasen


"¿Quién sería? No pude agradecerle..." Ambos seguimos a mi rescatador o rescatadora con la mirada hasta que se perdió. "No me esperaba que está ciudad fuera tan peligrosa. ¿Y ahora a donde iremos?" Sonic no dejaba de mirar hacia donde aquella persona se había ido corriendo. Genial, para una vez que me hacía caso. "¡SONIC!"

"¿Eh? ¿Qué? ¿Amy estás bien?" Me reí al ver el susto que se había dado

"Vuelve a tierra Sonic the Hedgehog jajaja. Bueno, ¿vamos o no?" 

"C-claro"

*                                                           *                                                           *                                       

 " ¿Con qué te caíste ayer en el salón por la noche?" Lalo no se lo tragaba, y era lo normal. Mentir nunca había sido mi punto fuerte. "¿Y caiste sobre la mesa de café de cristal?"

"Si, bueno ya sabes lo torpe que soy. Iba a coger los auriculares que me había dejado en el sofá cuando tropecé con un cojín y caí sobre la mesita" 

"¿Y no pensaste que sería más fácil encender la luz?"

"Nah... Aunque ya aprendí la lección: nunca hay que dejar los cojines tirados" Sus ojos azules me miraban como si se esforzase en lograr leerme la mente. 

"Si..." Aunque lo que en realidad quisiera decir hubiera sido un: No me creo ni una palabra, Lalo no insistió. 

"Y...¿Qué tal con Reik?" Solo el oír su nombre hizo que la cara se le iluminase. 

"Si yo te contará..." Por el tono picarón y la forma de sonreír supuse que algo perverrtido se escondía tras eso. 

"Me parece que no creo querer saberlo..." Pero aun así eso no lo detuvo. Empezó a contarme con pelos y señales todos los detalles. TODOS. Era divertido ver la felicidad de los otros y más en Lalo. "Me parece que ya escuche bastante, en serio, te agradezco que me lo cuentes pero no hace falta ser TAN DETALLADO en lo que paso por la noche o_O..."

"Hoho así tomas nota para tu primera vez -guiño de ojo-"

Mi primera vez. Supongo que lo que pasó con Drake no valdrá como primera vez. Aun así, no tengo tiempo para eso. No hasta que logré librarme de Alicia y Drake. 

                  *                                            *                                              *

 Nos pusimos a caminar, yo agarrada de uno de sus fuertes brazos y él con las manos en los bolsillos de su chaqueta negra. A medida que pasaba el tiempo, ninguno hablaba y si lo hacíamos, era sobre detalles tontos o cosas que ocurrían a nuestro alrededor. 

"¡Achu!"

"¿Tienes frío?"

"N-no no te preocupes, estoy bien..." Me solté y tiré de mi chaqueta. 

"No seas boba, toma" Sonic se quito la chaqueta y la puso sobre mis hombros. Era muy calentita, a pesar de ser de cuero tenía un forro por dentro. Aunque lo que más me gustaba era que olía a él. Una fragancia fresca a pino y libertad. 

"Gracias" 

"No importa -frotándose la nariz mientras mira al cielo- ¿Te apetece tomarte algo calentito?" 

"¡Si, por favor!" Sin esperar, corrí a meterme en una cafetería. El calor me abrazo y pude sentir como tenía movilidad en las manos. 

"Vaya, me debes dinero" Sonic me miró y guiño un ojo

"¡¿Ehhhhhh?! ¿Por?" 

"Te recuerdo que lo de correr es lo mío, plagias. Tu eres la del martillo psicópata" Le saque la lengua y se empezó a reír. 

 "Bienvenidos a Starbucks, ¿Qué desean tomar?" Pedimos, yo un chocolate caliente y Sonic un capuchino. 

"Mmm rico" Me acomodé en el sillón y me apoyé en el hombro de Sonic. Me costaba creer que aquello fuera real. 

"No está mal, aunque prefiero antes un Chilidog"

"Sonic, tu SIEMPRE prefieres los chilidogs" 

"Como me conoces" Ambos nos echamos a reír."Ah... que bien se está así"

"*susurro* Si..." Apoyé más la cabeza para poder escuchar su corazón. 

"Mañana es el concurso..." El concurso. No pude evitar hacer una mueca de desagrado. "¿Qué pasa Amy? ¿Te sientes mal?"

"No, es sobre el concurso. Ya sabes...nunca cante en público y bueno..." La cara de Sonic era de chiste. No había entendido nada " Nunca he cantado en público y me da mucha vergüenza encima quedarme sola" 

"Lo harás genial. Ya verás " Me ruborice. 

"Esperemos... Sonic" 

"¿Si?" 

"Gracias por esta tarde, no saliste corriendo en ningún momento" Sonic rió nervioso y se rasco la nuca. Le dí un beso en la mejilla y ambos nos quedamos rojos como tomates. 

"¡Uy, mira que hora es! Se-será mejor que volvamos a casa" Salimos fuera, la noche era fresca pero Sonic volvió a arroparme con su abrigo

"Vas a terminar cogiendo alguna pulmonía"

"Mejor a que la cojas tú" Su sonrisa era tan bonita que me piyo por sorpresa cuando me cogió en brazos "¿No hace falta que te recuerde sujetarte, no?"

"Nahh tengo años de práctica a mi favor" 

Debería haberme congelado, pero sus brazos me proporcionaban todo el calor que necesitaba. No quería despedirme y terminar el día. Pero tendría que hacerlo.

"Bueno..." No nos miramos, ambos no sabíamos que hacer " ¿Hasta mañana?" 

"Buenas noches, Sonic" 

"Buenas noches, A...¡!" Me lancé sin pensármelo, juntando nuestros labios. Apenas fue un roce y luego me separé dejándole con la palabra en la boca. Ya dentro me tumbe en la cama sin creer lo que acababa de hacer Oh dios mio ¡Le he besado! Acaricie mis labios, disfrutando el momento. 

viernes, 2 de noviembre de 2012

94. Llegada a la ciudad

Me encontraba ante el espejo limpiándome las heridas del día de ayer. Lalo había salido a ver una peli con su novio, Reik un compañero de universidad, y pensé que podría dedicarme a leer un libro tranquilamente, tapada en el sofá con una manta. Pero no. Drake hizo su típica aparición. Yo me encontraba sentada cuando hoy como la puerta era abierta. Agarré una espada que adornaba una de las paredes y me preparé para atacar. La figura del erizo no tardo en aparecer.

"¿Qué maneras son esas de recibirme, preciosa? " Se quito la capucha y sacudió sus púas marrones mientras se desabrochaba la chaqueta.

"Está vez no, Drake. No voy a dejar que te diviertas" Drake sonrió y en un abrir de cerrar de ojos estaba frente a mí. Apenas pude reaccionar, estaba tan sorprendida que apenas me dí cuenta que me había lanzado a una pared. Agité la cabeza y blandí la espada hacía mi agresor.

"Uhh la gatita quiere jugar..." Con un movimiento rápido me libre de un puñetazo y pude hacerle un corte en la mejilla izquierda. Vi asqueada como saboreaba su propia sangre y como su cara se desfiguraba en una sonrisa. Aquello me puso la piel de gallina. "Pues juguemos"

Evite con torpeza patadas y puñetazos. Era muy rápido y fuerte. Paso atrás, esquivar, paso adelante, patada. Parecía una especie de danza ensañada. Cansada de protegerme pasé a contra-atacar. Apenas a veces lograba acertar, y podía sentir que poco tiempo me quedaba antes de que las sombras me lograsen enganchar. De una patada en la barbilla le tumbé. Fui a terminar con él cuando sentí como algo me agarraba de los hombros y me tiraba hacía atrás.

"¡No!" Hice fuerza hacía el frente. Aterrada contemplaba como la mirada fogosa de Drake era cada vez más demente

"¡ERES MÍA!" Sentí como mis rodillas empezaban a fallarme y el miedo y la angustia me impedían respirar. Busque desesperada una escapatoria, pero Drake empezaba a levantarse, él controlaba a las sombras desde el suelo. A pesar del sello que controlaba mis poderes en el colgante, la ansiedad pudo. Grite con fuerza, el erizo cayó de nuevo al suelo y las sombras se apartaron  Una esfera de hielo con picos afilados rodeo mi cuerpo. "¡Mierda!" Drake intento hacer que las sombras rompieran mi escudo, pero fue en vano. El intento acercarse pero una de las estalactitas de afilo hacía su corazón. Estaba atrapado, bajo mi merced.

" No soy tuya, bastardo. Ahora márchate de mi vista si no quieres que acabé con tu vida" Resignado el erizo se esfumo junto con sus desfiguradas sombras. Y menos mal que logré amedrentarlo, ya que el escudo no aguanto ni un minuto más tras haberse ido por la puerta. Recogí todo e intenté arreglar algunos desperfectos.

Allí frente al espejo, no podía borrar una sonrisa de triunfo de mi cara, abía logrado vencerle aquella vez. Aunque no niego que el miedo me persiguió las siguientes horas a su marcha. Lalo no contestaba al móvil y me temí lo peor. Por suerte, a eso de las once de la noche, logré contactar con él. Estaba en casa de Reik cenando y dijo que pasaría la noche allí. Pensaba en ir a buscarle a casa de su novio, por si acaso. Aun recuerdo la extrañeza de su voz al darme la dirección.

"Vive en la calle que está junto al Hotel Palace. El número 17, ¿Por qué lo dices?"

Ya vestida, tomé mi abrigo y salí a la calle. Nevaba, aquello me recordó a mi viejo hogar... No, no era tiempo de mirar hacía atrás y lamentarse. Era tiempo de mirar al frente, pisando fuerte con la cabeza bien alta. Tenía que ser fuerte.

*                                               *                                           *                                       *


La nieve caía lentamente afuera. A pesar de las capas de aceró, cables y tapizado, podía sentir en mis pies lo fría que era el ambiente afuera del Tornado X. Apenas había podido preparar una mochila para el viaje. Según dijo Tails, solo sería un viaje que comprendería dos días máximo. Aun así la idea no me seducía. Al parecer, el lugar al que nos dirijamos era una ciudad de mala muerte al oeste de Mobius. En dicha ciudad, un club realizaba un concurso de bandas cuya recompensa era una esmeralda amarilla resplandeciente.

Y para ser sincera, la idea de ponerme a cantar ante personas, no me seducía nada. Pero debíamos hacerlo. Sonic, Knuckles y Tails componían uno de los grupos. Yo me había quedado SOLA, ya que Rouge estaba en una misión de GUN y Cream era menor a la edad establecida para el concurso. Tails a pesar de tener solo un par de años más, había falsificado sus documentos dando a entender que tenía la edad justa para participar. Ya a la tarde estaba deshaciendo el poco equipaje que traía, solo dos maletas, perfecto para dos días n_n! (Escritora: WTF? O___OUu!?)  Cream hacía un rato que había salido con Tails a hacer turismo, así que no tenía ni idea de que hacer. Me tumbé y miré la pared cuando oí a alguien llamar a la puerta.

"Voy, voy. Vaya... hola, no te esperaba" Intente colocarme un poco las púas, pero Sonic pareció no importarle mi aspecto.

"Bueno, teniendo que solo hace una hora que no nos vemos" Risa incomoda. El se rascó nervioso la cabeza y lo me miré las puntas como su fuese lo más interesante en el mundo. "Pensaba..."

"¿Si?"

"Bueno, ya sabes, es una ciudad nueva... ¿Te apetecería salir a dar una vuelta...conmigo?"

"¡Claro!" Cuando nos miramos fue apenas unos segundos antes de que el rubor nos acalorara las mejillas.

"Bueno... te espero en media hora en el parque que está en frente de la puerta, ¿ok?"

"Ok, hasta ahora"

"Hasta ahora" Cerré y me apoyé en la puerta. Sonic me acababa de pedir salir... juntos... "Oh my god....¡Kyaa es el mejor día de mi vida!" Salté a la cama y empecé a abrazar la almohada mientras reía feliz.

Cuando logré serenarme me puse en pie, me hice con un vestido blanco que tenía una banda negra en la cintura y adornos negros en las mangas. Unos tacones negros de poca altura, medias transparentes, un poco de rimes y brillo de labios y lista. Me ondulé el pelo y el flequillo para darle volumen, sonreí satisfecha con mi reflejo y me enganche una chaqueta negra. El parque era un lugar amplio, al fondo podía verde unos columpios donde niños jugaban y los padres charlaban sentados en los bancos. También había grupos de chavales sentados o bien en el césped o apelotonados en un solo banco. Como no logré ver a Sonic decidí esperar sentada. Pasaban los minutos y no aparecía. ¿A lo mejor me esta esperando en otra zona del parque? No, la puerta se ve desde aquí. No debe andar lejos. Seguro que Knuckles le estará molestando por eso tardará. 

"¿Oye muñeca, nunca te dijeron que es peligroso ir sola por estos sitios? Hay mucho pervertido suelto"