viernes, 9 de noviembre de 2012

95. Robar de tus labios

 Hola a todos! ^^ ¿Cómo han estado? :3 Bueno aquí os traígo un nuevo capítulo. Aviso de que para facilitar los cambios de narrador, las zonas narradas por Amy la letra será rosa. Las de Cris seguirán siendo las blancas. Eso es todo espero que comenteis y dejeis vuestras opiniones, críticas construccitivas y demás (o sino Pedobear los visitará está noche >:D muahaha) Eso es todo, saludos

Cristalice
____________________________________________________________________

"¿Oye muñeca, nunca te dijeron que es peligroso ir sola por estos sitios? Hay mucho pervertido suelto" 

"¿Son..." Pero el nombre murió en mis labios. Aquel no era Sonic. Ni de lejos. Sus ojos amarillos eran de un tono tan fuerte que daban miedo. Dos púas de un color caoba apagado  le caían por mitad de la cara, las demás estaban tapadas por una capucha. "Qué quieres?" Su mirada no me insinuaba nada bueno. 


"Disfrutar y divertirme. Como siempre" Iba a echar a correr cuando...

*                                                    *                                                  *

Crucé el parque en dirección a la casa, apenas me quedaba ya cuando oí un grito. Era demasiado familiar. Sobresaltada me gire y la ví. 

"¿Amy? ¿Qué está haciendo aquí?" La eriza rosa se encontraba a un par de metros de mi posición. Alguién encapuchado estaba intentando sobarla en un banco. Amy golpeaba sin exito, el sujeto debía ser muy fuerte. En uno de sus manotazos aparto parte de la capucha dejando a la vista esas malditas púas. "¡Drake! Oh por Cao...¡Amy!" 

Aquello era lo último, mi amiga estaba siendo tocada por ese ser. Aprete los puños y forme dos dagas de hielo en bruto. Si no lo acuchillaba, lo heriría. Empecé a correr, sabía que llamar a alguno solo pondría la situación de Amy en algún aprieto.  Pero no era la única que iba a socorrerla. En sentido contrario, Sonic corría con cara de pocos amigos.  Sonic por lo que mas quieras... No grites

"¡Amy!"  Idiota

"¡Sonic, socorro!"  Como ya supuse, Drake al sentirse amenazado la hizó, apoyando su espalda en el pecho de este, con un brazo retorcido y otro golpeando el brazo que rodeaba su cuello, Amy luchaba por escapar. Pero la cosa se pusó más delicada...

"¡QUIETO O LA RAJO EL CUELLO!" El metal se sentía frio. Me costaba tragar y sabía que si no moría estrangulada, esa navaja me dibujaría un collar carmesí.Sonic se paró en seco analizando la situación. Aquel erizo lo había cabreado.

"¡SUELTAME!" Le dí un cabezazo en la naríz. Maldijo y apretó la hoja aun más contra mi cuello. "¡Ah!" Un hilo de sangre recorrió mi cuello. 

"Maldito hijo de..." 

"¡Te dije que no te movierás!" Señalo a sus pies y Sonic se detuvo. "Será mejor que te guardes las agallas, azulito. No querrás que la chica lo pase mal, ¿verdad?" Sollocé, me sentía agobiada.

"Sonic..." Sonic apartó la mirada del asaltante y pude ver la desesperación dibujada en sus ojos. Fue a abrir la boca pero el grito nos piyó a ambos por sorpresa.

"¡AHHH!"

Música para mis oídos. La sangre bajaba descontrolada por la pantorrilla de Drake. La daga que le había cablado en el muslo estaba manchada cuando la extraí. Dejando la herida abierta para  que la sangre saliese con fuerza. Por impulso, se llevo las manos a los lados de la herida, soltando a Amy. Ella no se quedo quieta y corrió a abrazar a Sonic. Sin embargo, podía sentir sus ojos verdes sobre mi nuca. Gracias a la capucha de mi chaqueta y a la bufanda, solo tenía que procurar no mirarles para que me viesen los ojos.

"¡MALDITO HIJO DE...Ug!" Hundí los nudillos en su estómago. En aquel momento podría haberlo matado, pero no era ninguna asesina. Así que me limité a dejarle agonizando en el suelo. "Me las paga..rás..." Procuré no mirarle aunque era lo que más deseaba. Mirarle a los ojos y susurrar le: Jodete, cabrón 

Tuve que contener la risa al verle alejarse corriendo, bueno, o algo similar. Con una mano intentaba taponarse la herida y arrastraba la pierna. Cuando desapareció, decidí salir corriendo antes de que me piyasen


"¿Quién sería? No pude agradecerle..." Ambos seguimos a mi rescatador o rescatadora con la mirada hasta que se perdió. "No me esperaba que está ciudad fuera tan peligrosa. ¿Y ahora a donde iremos?" Sonic no dejaba de mirar hacia donde aquella persona se había ido corriendo. Genial, para una vez que me hacía caso. "¡SONIC!"

"¿Eh? ¿Qué? ¿Amy estás bien?" Me reí al ver el susto que se había dado

"Vuelve a tierra Sonic the Hedgehog jajaja. Bueno, ¿vamos o no?" 

"C-claro"

*                                                           *                                                           *                                       

 " ¿Con qué te caíste ayer en el salón por la noche?" Lalo no se lo tragaba, y era lo normal. Mentir nunca había sido mi punto fuerte. "¿Y caiste sobre la mesa de café de cristal?"

"Si, bueno ya sabes lo torpe que soy. Iba a coger los auriculares que me había dejado en el sofá cuando tropecé con un cojín y caí sobre la mesita" 

"¿Y no pensaste que sería más fácil encender la luz?"

"Nah... Aunque ya aprendí la lección: nunca hay que dejar los cojines tirados" Sus ojos azules me miraban como si se esforzase en lograr leerme la mente. 

"Si..." Aunque lo que en realidad quisiera decir hubiera sido un: No me creo ni una palabra, Lalo no insistió. 

"Y...¿Qué tal con Reik?" Solo el oír su nombre hizo que la cara se le iluminase. 

"Si yo te contará..." Por el tono picarón y la forma de sonreír supuse que algo perverrtido se escondía tras eso. 

"Me parece que no creo querer saberlo..." Pero aun así eso no lo detuvo. Empezó a contarme con pelos y señales todos los detalles. TODOS. Era divertido ver la felicidad de los otros y más en Lalo. "Me parece que ya escuche bastante, en serio, te agradezco que me lo cuentes pero no hace falta ser TAN DETALLADO en lo que paso por la noche o_O..."

"Hoho así tomas nota para tu primera vez -guiño de ojo-"

Mi primera vez. Supongo que lo que pasó con Drake no valdrá como primera vez. Aun así, no tengo tiempo para eso. No hasta que logré librarme de Alicia y Drake. 

                  *                                            *                                              *

 Nos pusimos a caminar, yo agarrada de uno de sus fuertes brazos y él con las manos en los bolsillos de su chaqueta negra. A medida que pasaba el tiempo, ninguno hablaba y si lo hacíamos, era sobre detalles tontos o cosas que ocurrían a nuestro alrededor. 

"¡Achu!"

"¿Tienes frío?"

"N-no no te preocupes, estoy bien..." Me solté y tiré de mi chaqueta. 

"No seas boba, toma" Sonic se quito la chaqueta y la puso sobre mis hombros. Era muy calentita, a pesar de ser de cuero tenía un forro por dentro. Aunque lo que más me gustaba era que olía a él. Una fragancia fresca a pino y libertad. 

"Gracias" 

"No importa -frotándose la nariz mientras mira al cielo- ¿Te apetece tomarte algo calentito?" 

"¡Si, por favor!" Sin esperar, corrí a meterme en una cafetería. El calor me abrazo y pude sentir como tenía movilidad en las manos. 

"Vaya, me debes dinero" Sonic me miró y guiño un ojo

"¡¿Ehhhhhh?! ¿Por?" 

"Te recuerdo que lo de correr es lo mío, plagias. Tu eres la del martillo psicópata" Le saque la lengua y se empezó a reír. 

 "Bienvenidos a Starbucks, ¿Qué desean tomar?" Pedimos, yo un chocolate caliente y Sonic un capuchino. 

"Mmm rico" Me acomodé en el sillón y me apoyé en el hombro de Sonic. Me costaba creer que aquello fuera real. 

"No está mal, aunque prefiero antes un Chilidog"

"Sonic, tu SIEMPRE prefieres los chilidogs" 

"Como me conoces" Ambos nos echamos a reír."Ah... que bien se está así"

"*susurro* Si..." Apoyé más la cabeza para poder escuchar su corazón. 

"Mañana es el concurso..." El concurso. No pude evitar hacer una mueca de desagrado. "¿Qué pasa Amy? ¿Te sientes mal?"

"No, es sobre el concurso. Ya sabes...nunca cante en público y bueno..." La cara de Sonic era de chiste. No había entendido nada " Nunca he cantado en público y me da mucha vergüenza encima quedarme sola" 

"Lo harás genial. Ya verás " Me ruborice. 

"Esperemos... Sonic" 

"¿Si?" 

"Gracias por esta tarde, no saliste corriendo en ningún momento" Sonic rió nervioso y se rasco la nuca. Le dí un beso en la mejilla y ambos nos quedamos rojos como tomates. 

"¡Uy, mira que hora es! Se-será mejor que volvamos a casa" Salimos fuera, la noche era fresca pero Sonic volvió a arroparme con su abrigo

"Vas a terminar cogiendo alguna pulmonía"

"Mejor a que la cojas tú" Su sonrisa era tan bonita que me piyo por sorpresa cuando me cogió en brazos "¿No hace falta que te recuerde sujetarte, no?"

"Nahh tengo años de práctica a mi favor" 

Debería haberme congelado, pero sus brazos me proporcionaban todo el calor que necesitaba. No quería despedirme y terminar el día. Pero tendría que hacerlo.

"Bueno..." No nos miramos, ambos no sabíamos que hacer " ¿Hasta mañana?" 

"Buenas noches, Sonic" 

"Buenas noches, A...¡!" Me lancé sin pensármelo, juntando nuestros labios. Apenas fue un roce y luego me separé dejándole con la palabra en la boca. Ya dentro me tumbe en la cama sin creer lo que acababa de hacer Oh dios mio ¡Le he besado! Acaricie mis labios, disfrutando el momento. 

1 comentario:

  1. ¿Sabes? Qué bonito leer el título y haber creído que se refería a que el cochino violador ese había sido quien lo robaba... seguir leyendo, olvidarse por completo del título y toparse con aquella escena entre los erizos ~^-^~ Maldición, pero qué bonito~ <3
    Por otra parte, qué molesto haberse topado nuevamente por Drake x ___ x! Peor para violar a Amy!!! D: < A cuántas no habrá violado ya! ): <! Me alegra que Cris haya tenido un acercamiento a los chicos, aunque haya que tenido que marcharse tan breve, oh noes ),:
    Ya quiero ver cómo marcha todo en el concurso! * - *!

    ResponderEliminar