sábado, 28 de mayo de 2011

50. Promesas y miedos

"No escaparas...Eres mía...Mi eterna marioneta" Ríe macabra mente "Da igual cuanto corras eres ahora mía y yo te puedo controlar" Mis extremidades empezaron a tener coseduras y rajas como las de las marionetas. Hilos sujetaban todo mi cuerpo y a medida que aquella sombra que había estado apareciendo en mis pesadillas los últimos meses tiraba de los hilos, mi cuerpo se movía a su total antojo. Cuando levanto mi cabeza mis ojos verdes brillaban aterradora mente y el resto del ojos en vez de ser blanco era negro "Ahora eres mi pequeña marioneta...Y, al fin, la Llave.... morirá..."
_____________________________________________________________

Me desperté aguantando el grito y con el corazón a punto de salirme del pecho. Mire a los lados aterrada. Estaba nuevamente en la habitación de Shadow y a mi lado este dormía profundamente. Tapé mi cabeza con mis manos y me enjuague las lágrimas. Las pesadillas llevaban acosándome noche si noche no,y  eran realmente tenebrosas y misteriosas. Miré a Shadow y lo acaricie y sentí que un poco de aquel miedo y angustia se disipaba y me encontraba mejor. Aun así me sentí ahogada por lo que deambulé por los metálicos pasillos desiertos. Por casualidades de la vida llegue a otra sala completa mente desconocida. De ella otra persona salia

"Veo que no soy la única noctambula" La murciélago salía en ese mismo instante "No temas. No soy como Shadow o Eggman. Me llamo Rouge"

"Cristalice" Rouge pareció sorprendida y  luego sonrió

"¿Cristalice? Extraño nombre...Cris ¿te importa si te llamo así?" Sus ojos perspicaces me miraban como buscando algo en los mios "¿Te puedo pedir un favor?"

"Mm...Claro..."

"Por si acaso no digas a nadie que me has visto aquí. Cree me, aun que se que mi aspecto diga lo contrario estoy en tu bando" Aquello si que me hizo gracia ¿En mi bando? Si se refería a luchar contra Eggman pues si, aparentaba todo lo contrario "Este no es buen lugar para hablar, pero me gustaría que me ayudases en un pequeño plan que tengo en mente" Algo me dijera que lo dejase, que me fuese de allí antes de arrepentirme de algo "Acepta, venga" Su suplica era burlona pero no dejaba de ser una suplica "¿Por el bien del mundo?" Dios, tubo que decir las cinco palabras mágicas. Ya no me podía negar

"Por el bien del mundo" En comparación con su ilusión, mi voz sonaba triste y apenas audible. Pero Rouge me oyó perfecta mente mostrándome una amplia sonrisa. Con ella no sabía decir si me sentía agusto o tensa. Pero desde que me había despertado estaba más tensa que un palo.

"Bien, ahora sera mejor irnos a descansar. Mañana a estas horas reune te aquí conmigo y te explicare todo" Asentí y el movimiento me produjo una horrible jaqueca de segundos de duración "Adiós Cris, cuidado con las sombras" A pesar de ser un comentario refiriéndose a los robots, a mi cabeza vinieron tanto la imagen de Shadow como la de las sombras de mis sueños

Cuando quise salir de mi estado de confusión Rouge se había marchado y estaba nuevamente sola.
_____________________________________________________________________________

"¡Mirar, ahí abajo!¡Ya estamos muy cerca de llegar!" Gritó Knuckles señalando a las dunas del desierto

Pero Amy estaba demasiado embelesada, recordando la discusión que habían tenido Red con Ángel en el taller para oirlo 

-Hora atrás en el taller-

"Bueno estamos ya los cinco listos"

"¿Cinco?" Repitió Ángel "Somos seis"

"Ángel alguien tiene que quedarse aquí por si Cris hace alguna señal o por si las moscas" Intento persuadir lo Tails pero la cara de ángel dio a entender que no era razón suficiente

"¿Y por qué no que queda él?" Dijo señalando a Red

"Porque da la casualidad, genio, de que yo soy el hermano mayor de Cristalice, por lo que tu te quedas aquí ¡y no más discusión!" ángel bajo la cabeza entre deprimido y avergonzado. Amy se acercó a animarlo un poco

"Anda no te preocupes, Cris estará bien y la vamos a traer de vuelta" Ángel la sonrió débilmente, se veía que le molestaba no poder acabar de ayudar a Cris puesto que desde que encontró el comunicador estaba extrañamente interesado en rescatar a Cris. Para ser francos, no había parado casi a descansar ayudando a Tails en el ordenador buscando información, etc.

"Gracias, Amy" Le sonrió y le puso su mano en su hombro para después subirse junto los demás al tornado

Y ahora sentían que estaban más cerca de poder encontrar a su amiga. Ya llevaba solamente una semana desaparecida. Pero tras saber con quién estaba teniendo que pasarla aquello era lo que les preocupaba.
______________________________________________________________________

Estaba con Shadow otra vez frente aquel ventanal. Estábamos sentados en el suelo y me abrazaba. Había pasado una noche horrible. Tras el encuentro con Rouge decidí volver por donde vine e intentar descansar, pero las pesadillas no cesaron. Shadow se dio cuenta cuando me vio despertarme pálida como una muerta y con los ojos llenos de temor. Aun no creía que estuviese viviendo aquello. Había pasado tan rápido...Apenas sabía nada de él...Bueno sí... Pero, de pasar a odiarlo a estar besando nos. No se porque, pero algo en mi decía que pronto algo pasaría...Algo malo...Sin darme cuenta empecé a sollozar

"Cris..." Shadow me pego mas a él. Yo solo cerré los ojos

"Shadow...cuándo todo esto, los planes de Eggman, acaben...¿Te quedaras conmigo?..." Esa era mi mayor miedo. Que se fuera. Inconscientemente me daba cuenta que me sentía desolada cuando no estaba a su lado...Era como mi mundo, mi luz, mi aire, y temía que todo eso desapareciera de pronto.

"Mi amor...Te juro que me quedare contigo...¿tu también lo prometes?" Sentí que se me cortaba la respiración por la alegría y me gire para mirarlo sonriendo le

"Lo juro. Y también juro que daré mi vida si hace falta para evitar que te pase algo" Y tras eso nos besamos. 

Shadow...entonces solo quedaba un día...Eramos felices, pensábamos que lo nuestro no tendría fin, que sería una historia bonita...Eso lo pensábamos...Antes de aquello...

sábado, 21 de mayo de 2011

49. Su pasado

"Shadow..." Dije con pena al ver como una lágrima bajaba por su mejilla. Pero él siguió sin decir ni hacer nada más que no fuese mirar al frente con esa mirada triste y vacía. Sentí que apretaba con fuerza mi mano.

>>Shadow<< Aquella risa sonó en la cabeza de Shadow. Aquella luz lo estaba llamando

>>¿María?" De pronto la luz invadió toda su mente y una imagen fugaz de la joven humana apareció, pero desapareció tan rápido como vino. Cuando quiso mirar todo era oscuridad y el sonido de un disparo lo sobresalto

>>Shadow...<< La misma voz de la risa pero con más dulzura y poca fuerza y después nada más. Solo oscuridad y oírse a él gritando a la oscuridad el nombre de la muchacha. Sobresaltado pestañeo y se encontró ante él otra vez aquella sala y la visión de aquel planeta

"¡Shadow!" Le grité. Me había asustado. No había reaccionado ante nada, cosa que me asusto. Pero por suerte este respondió al nombre mirándome a los ojos...¿asustado?

"No está....Ella no está..." Repetía en trance con la mirada perdida

"Shadow" Repetí con dulzura mientras cogía su mano con las mías y la apretaba, pero finalmente vi que estaba otra vez sollozando, aguantandose el llanto. Por lo que me deje llevar y lo abrace. Mis brazos estaban alrededor suyo y él correspondió al abrazo cosa que hizo que un escalofrío recorriese mi espalda al sentir sus manos "Shadow...Calmate...Dime, ¿quién no está?" Lo mire a esos ojos. Ahora parecía un niño pequeño. Parecía que hasta en Shadow podía haber sentimientos, algo que intencionadamente me hizo sonreír con dulzura

"María...Ellos...Ellos tienen la culpa... No la protegí...Yo..."

"Shh...Shadow calmate y me cuentas que te ocurre quizás así te sientas mejor..." Le ayude a sentarse ya que parecía haberse quedado como paralizado. Ya sentada a su lado. Con delicadeza le hice levantar la cabeza con mi mano, con lo que nos quedamos mirándonos a los ojos "Shadow... ¿qué pasó?¿Quién es María?" Intenté mantener un tono de voz relajado para no ofenderlo ni enfadarlo. Ni parecer una cotilla. Pero la curiosidad me mataba, quería saber quién era la famosa joven que Shadow Shadow no dejaba de repetir su nombre en estos dos días. Shadow se recompuso y volvió atener el semblante serio de siempre y esa mirada fría. Pero aun tenía los ojos brillantes por las lágrimas contenidas, debía de ser muy duró recordarla...

"No creo que te importe..." Más que como una opinión indiferente, parecía una orden. Había vuelto habar como siempre y el chico de las ultima hora u horas había desaparecido nuevamente. En serio, este chico me acabaría volviendo loca.

"Shadow... Se que no te gustara hablar del tema con alguien como yo...Pero en serio quizás te haga sentir mejor hablar de ello..." La mirada asesina y fríbola aumentó pero yo era muy cabezota al igual que él de testarudo y gruñón.

"No te importa" Dios. Parecía un niño pequeño, solo le faltaba poner morritos y no poner esa mirada tan asesina. Pero no me di por vencida

"Shadow, no pasara nada...No diré nada... La cuestión es que tu dejes de tener esos recuerdos y de pronto te desmayes o te quedes paralizado sollozando...Shadow, por favor..." Lo miré y por un momento vi que si mirada se alarmo ¿por qué siempre que nuestras miradas se juntaban hacía eso?

*Visión de Shadow*

La podía ver en ella. A pesar de las enormes diferencias entre Cristal y María, podía ver a la rubia joven en los ojos verdes esmeraldas de la eriza. Se preguntaba la razón cada vez que la miraba. Al fin de cuentas María tenía unos hermosos ojos azules y los de la eriza eran un hermoso verde esmeralda que lo cautivaban y lo hechizaban de una manera extraña. Algo lo impulsaba a hablar de María con Cris. Pero se controló. No le gustaba mostrar sus sentimientos a nadie. Al fin de cuentas, tal y como reía Rouge, Shadow era el ``sincorazón´´, y prefería que todos pensasen eso. Pero no pudo. Con ella no. Al fin de cuentas ya lo había visto perder el control dos veces. Era inevitable, además por mucho que le repatease, le gustaba la compañía de la joven.
*Fin visión de Shadow*

"Ocurrió aquí, en esta estación espacial. Hace  60 años. María y yo pasábamos las tardes de aquellos días casi todo el tiempo juntos y veníamos justo aquí" Al oír aquello no se porque sentí un escalofrío. ¿Sesenta años? Shadow no pasaría de los 16. Además estar sentada en el lugar donde años antes estuvo otra chica con el chico que estas no era una sensación agradable para nadie. Shadow debió leer la confusión en mi mirada ya que prosiguió con su explicación "El profesor Gerald estaba trabajando en una invención suya y apenas salía del laboratorio. Todo parecía estar bien" De pronto la cara se le tenso ensombreciéndose "Pero un día unos soldados de G.U.N asaltaron la estación. Fueron destruyendo todo a su paso, arrestando a los demás científicos y más tarde al profesor. María y yo estábamos huyendo por los pasillos de unos soldados armados. Conseguimos introducirnos en un laboratorio donde se hayaban unas cápsulas con algunos experimentos del profesor. María me encero en una. Intente salir y llevarla conmigo pero era imposible. Cuando María agarró la palanca que soltaría las cápsulas, un agente entro y la apunto amenazando con disparar. María no hizo caso, se sacrifico por mi, y ante mis ojos vi como aquella bala la atravesaba y se despedía de mi con una sonrisa. Lo último que alcance a ver fue la cara de espanto del agente y el cuerpo de María tumbado en el suelo boca abajo con un charco de sangre...Cuando la capsula choco con la tierra de Mobius la capsula empezó a congelarse y me dejó en un estado de invernación. Y hace unos día el Doctor Eggman me liberó y lo demás ya conoces..." Un silencio incomodo y helador llenó la sala. Shadow aun no levantaba la cabeza

Con mi mano se la alce levemente y lo mire a los ojos para después abrazarlo. Apoye mi cabeza en su hombro

"Lo siento...No debí preguntar" Me solté de él y baje la mirada al suelo arrepentida

"Da lo mismo" Dijo indiferente poniéndose en pie. Yo lo imite pero mi cuerpo no me respondía como de costumbre por lo que torpemente conseguí sostenerme en pie. No sabía la razón por la cual las piernas me temblaban. De pronto se oyó unos pasos metálicos en la sala. Un robot de Eggman se había colado, este nos apuntó, pero parecía que quería dispararme a mi "¡Caos Spear!" De las manos de Shadow salió una ráfaga de energía que daño al robot, haciendo que este empezase a fallar. Iba a explotar. Shadow se giró, coloco sus manos a ambos lado de mi cabeza y me cubrió con su cuerpo mientras yo seguía apoyada en la pared

Puede ver como el robot iba a explotar. Shadow saldría muy mal herido. Sabía que nunca me había salido aquella técnica pero por Shadow había que intentarlo. Cerré los ojos y los apreté con fuerza mientras me centraba en crear un escudo de hielo. No salía nada. En el último instante abrí los ojos asustada al ver como el robot ya iba a explotar y cerré los ojos con fuerza 

"¡Protector Ice!" Grité sin saber porque, cuando para mi sorpresa un muro de hielo surgió tras la espalda de Shadow cuando los restos de metal cortantes saltaban hacía nosotros, pero el hielo no cedió. El escudo nos había cubuerto por todos lados formando una especie de burbuja de hielo. Sentí que el corazón me iba a mil al verle tan cerca mía. Me estaba protegiendo...

"¿Estás bien Cristalice?" No me miraba, aun tenía la cabeza volteada para mirar los restos del robot. Pero no pude contestar. Estaba muy ruborizada "¿Cris?..."

Cuando Shadow dejo de mirar las llamas del robot y volteo la cabeza los ojos y me vio a mí mirándolo sonrojada. Nuestros cuerpos estaban a apenas pocos centímetros. Él también se ruborizo pero más levemente

>>¿Pero que demonios me pasa?<< Nos preguntábamos ambos mentalmente

"¿Cris estas...." No pudo terminar la frase por mi. Fue como si algo me empujase hacía el. Mis manos seguían ambas pegadas a la pared mientras que mi cuerpo echado para delante. ¡Lo había besado en los labios! Lo que sentí fue inexplicable. Me sentía como en un sueño.

>>¿¡Pero qué demonios estoy haciendo!?<< Recapacité y separé mis labios de los suyos. Cuando me encontré con sus ojos no sabía donde meterme de la vergüenza. Tenía los ojos abiertos como platos y la mirada puesta en mi y las mejillas rojas. La cúpula de hielo desapareció cuando la humareda se disperso. Shadow se apartó de mi y me dio la espalda mientras con una mano se tocaba los labios

"Shadow yo... Perdona...No se que me pasó...En serio perdón" Deseaba que la tierra me tragara. 

>>¿Ella me...me beso? ¿Y por qué me sentiré tan raro? << Pensaba Shadow aun tocándose los labios

"¿Shadow?..." Pregunté con temor. El erizo se volteo y me miro con esos ojos rojos suyos que me ponía el corazón a mil. Me agarró del brazo y me acerco a él

"¿Por qué?"

"Bueno...pues... yo..." Balbuceé, hasta que cansada cerré los ojos con fuerza. Total, ya había metido la pata besándolo de pronto "Porque me gustas" Dije en voz baja

"¿Qué?"

"¡Qué me gustas Shadow the Hedgehog!" Está vez lo repetí en un tono más alto aun sin abrir los ojos. No dijo nada. Abrí los ojos avergonzada. Él me pegó a su cuerpo y me beso en los labios. Otra vez aquella mágica sensación. Tras unos minutos nos separamos. él sonrió levemente y me susurro

"Tú también me gustas"

viernes, 13 de mayo de 2011

48. Algo distinto

Pasó un rato hasta que Shadow volvió en si y sus ojos empezasen a abrirse. Mientras que los mios estaban a punto de cerrarse para dormir. Me había pasado mirándolo descansar todo el tiempo. Algo en mi le gustaba estar cerca del erizo. Oír su respiración y ver su rostro sereno, sin rastro de su diaria seriedad. Pero cuando mis párpados iban a cerrarse me sorprendió encontrarme con sus ojos. Ya estaba despierto y me miraba confuso.

"¿Qué a pasado...?"

"Te desmallaste antes...te combulsionastes mientras repetías palabras y luego caíste inconsciente. Por lo que te tumbé sobre la cama para que descansaras..." No dijo nada...Nuevamente sin darnos cuentas acabamos enredados en nuestras miradas. Separe la mía cuando empecé a sentir algo extraño y completamente nuevo para mi en el estomago. Oí como Shadow se erguía en la cama y después se ponía en pie

"¿No será mejor que descanses? Si quieres te ayudo a llegar a tu cuarto no vaya a ser que te vuelvas a desmayar" Me puse en pie y me quede mirándolo

"No...ahora no quiero ir a mi cuarto a descansar..." La forma en la que me miró hizo que mi corazón diese un vuelco. Dejó dibujarse en sus labios una pequeñísima sonrisa y me susurró en un oído "Ven conmigo..." Su tono de voz hizo que no pudiese ni hablar. Así que asentí con la cabeza mientras que mis mejillas empezaban a arder y mi corazón latía rápidamente. Sentí su mano cogiendo la mía mientras una sensación paralizadora recorría mi cuerpo. >>¿Por qué ahora de pronto se porta así? El golpe en la cabeza si que debió de ser fuerte<<

Comenzamos a caminar por los pasillos metálicos y yo me dejé guiar por el sin apartar los ojos de nuestras manos unidas. Llegamos a aquella sala donde dos días antes yo me había escondido, de él. De pronto su mano se soltó de la mía y aquella cálida sensación se debilito.

"Extiende la mano" Obedecí y me quedé sorprendida ante lo que vi. Shadow me había dado una esmeralda roja que empezó a brillar un poco más al contactar con mi mano "Excelente..." No se a que vino eso pero vi como se colocaba detrás mía y me empezaba a coger sin apretarme la mano con la que sujetaba la esmeralda "Te voy a enseñar un truco pero no se te ocurra intentar escapar..." Por amenaza que fuera su voz ya no me infundía temor. Al contrario. Cuando oía su voz una cálida sensación me invadía, cuando lo sentía cerca  o lo tocaba. Y no sabía porque. Nunca antes me había pasado eso con nadie antes. "A ver, visualiza un lugar en el que quieras estar..." No me costó mucho imaginar y visualizar en mi cabeza el lugar "Repite con migo...Caos Control" Susurro en voz baja

"Caos control..." De pronto la gema brillo con más intensidad y otra vez la luz amarilla envolviendo todo y la sensación de no sentir el suelo bajo los pies. Cuando todo pasó para mi sorpresa estábamos en aquel lago, con su pequeña cascada y los pinos y arboles rodeándonos. Me quedé sorprendida y comencé a mirar a los lados. "¿Pero como...?"

"El control de caos es una técnica que te permite teletransportate a lugares de todo el mundo" Su explicación hizo que recordara aquel día en isla prisión. Pero me sentía realmente confusa. Horas antes había sido un idiota y sinónimos peores conmigo y ahora estaba aquí, en mi lugar secreto siendo algo amable conmigo. Miraba serio a los lados pero sin mirarme "Bonito...lugar..." Oí que decía aun sin mirarme

"Si...Es precioso...Es mi lugar secreto...Aunque ahora... no es tan secreto...Ni es solo mio..."  Con el dedo jugueteaba en el agua viendo mi reflejo y las ondas que se formaban

Lo demás fue todo silencio, cosa que agradecí. La brisa me acaricio la cara y agito mi corta melena. Aun seguía con los ojos cerrados oyendo la naturaleza cuando un pitido interumpio la tranquilidad

"Tenemos que irnos. Ahora. O si no tendremos problemas"

"Si..." Conteste mientras me levantaba a desgana aun sin apartar los ojos de mi reflejo en el agua. Ya de pie pude ver que Shadow también se reflejaba y que me miraba, de una manera extraña a la de costumbre. Después repetimos el mismo proceso. Al cogerme de la mano aquella cálida sensacion estremeció mi cuerpo. Luego aquel vértigo y la sensación de no sentir el suelo a mis pies. Aquella luz y luego aquel gran ventanal con vistas de Mobius desde el espacio apareció nuevamente. Pero esta vez había algo distinto. Shadow miraba al planeta con una mirada cargada de tristeza. Aun sujetaba mi mano y no parecía tener pinta de querer soltarla. Intente ver más haya de esa mirada, descubrir la razón de su tristeza. Si. Algo estaba cambiando. Ya no estaba sola...Shadow estaba conmigo.