sábado, 18 de febrero de 2012

82. Aventura helada

La melodía fluía por mis oídos. Aquella canción de cuna parecía no venir de ninguna parte del inmenso prado. Solo entre las flores la música se movía acorde al viento. De pronto a la nana se le sumo una voz de una mujer. Solo era un dulce tarareo pero me resultaba muy familiar.

"¿Quién está ahí? ¿Dónde viene esa melodía?" Me puse en pie y corrí por la colina pero no vi nada ni nadie. Iba a volver cuando vi a lo lejos una figura en la hierba. "¡Eh! ¡Hola! ¿Sabe dónde estoy?" No hubo respuesta por lo que corrí hacía la figura. Era una mujer con n largo cabello. "¡Oiga, perdone!"

 Por más que corría la mujer seguía viéndose lejana e inalcanzable. La nana me martilleaba los oídos y sentí la horrible necesidad de tocarla. Pero los pétalos de las flores hicieron un tornado a mi alrededor

"¡No, espera!" Extendí mi mano y vi la dulce sonrisa de la mujer mirando a un bebe que portaba en sus brazos.

La melodía lo rodeo y, cuando abrí los ojos, estaba en el sofá de casa de Lalo.
Había sido un sueño.  Ya no tenía pesadillas, pero aquella canción de cuna, aquella mujer, siempre estaba en mis sueños y siempre era inalcanzables tocarla. Me levante y me lleve la mano a la cabeza.

"¿Qué significara ese sueño?



"Vaya, vaya, mira que hermosura"  El erizo se abrió paso entre el gentío y me alzó el mentón con su dedo.

"Quita tus sucias manos de encima mio, Drake" El erizo me miro con una sonrisa engreída causándome nauseas. Sentí como su dedo me alzaba aun más el mentón y su brazo libre se enroscaba en mi cintura.

"Vamos Rose, sabes que lo estas deseando. Solo yo sé como hacer que una mujer se sienta como tal" Me lo quite de encima de un empujón y lo mire con asco.

"Lo único que deseo es tenerte LEJOS. Asqueroso pervertido, dejame de una vez en paz"

"Me temo bombón que eso no te será posible" Tras eso vi como se perdía entre el gentío del bar.

Drake era un asqueroso pervertido que perseguía a las mujeres con "esas" intenciones. Desde que llegue, parecía haberle caído en gracia y siempre que nos veíamos intentaba tirarme los cejos de maneras muy groseras. Le despreciaba con todo mi ser, pero por desgracia parecía ser alguien en este barrio. Para mi suerte, Drake no había podido llegar más haya de decirme groserías ya que siempre iba acompañada por alguno de la banda.

"Ignora a esa cucaracha, Rose. Lo de su calaña no merecen seguirles la corriente" Scarlet me miro con seriedad mientras se descolgaba la funda de su guitarra. Scarlet era una leona con mucho carácter pero era buena conmigo. Ella no sabía todas las razones, pero me cuidaba como si fuera una pequeña niña perdida. Yo la valoraba mucho, igual que Mina y los chicos. Para mi ellos eran lo más similar a una familia pero más liberal. No pensaba atar nada con un lazo muy estrecho por si tenia que desaparecer.

Por Caos... ¿Esa es la vida que me esperaba? Vivir huyendo y escondiéndome de mi misma para proteger a los que quiero. ¿Para eso había nacido?

"Vamos Rose, es hora de machacar a todos estos grupos"

"¿Eh?" Mire con confusión la mano tendida de Scarlet desde las escaleras del escenario. No estaba nerviosa, directamente no sentía nada. Aquí es donde comenzaba la prueba para que mis amigos se cultivasen un futuro en el mundo de la música. Tenía que hacerlo bien. Lo íbamos a hacer bien. Tome el micrófono y respire hondo, busque confianza en los ojos de todos y me la encontré en muchas sonrisas.

Mina tomo el micrófono y nos presento ante todos y el espectáculo comenzó. Cada nota la sentí bajo mi piel, y cada palabra me hacía estremecer. Podría haber sido participe de su creación, pero todo el merito eran de Mina y Ash. Cuando termino, me sentí como si acabara de correr una maratón. Mina me miro divertida y nos despedimos.

"Estuvisteis geniales, chicos" Ash nos recibió al pie de las escaleras y Mina no tardo en enroscar sus brazos a su cuello.

"¡Ash, tu canción les ha encantado!"

"No Mina, VUESTRA canción les ha encantado" Nos miro a todos con una sonrisa y eso, en él, era por así decirlo un milagro. Todos se felicitaron por el trabajo hecho y Lalo no tardo en correr torpemente a nuestro lado. Yo andaba algo separada mirando desde fuera.

¿Cómo se sonreía? Me parece que realmente lo olvide...

"¡Au!"

"Lo lamento, ¿estás bien?" Mire al maldito que me había empujado y me sorprendí "Vaya, ¡parece que el destino nos ha vuelto a encontrar de una curiosa forma!" Era el chico de la librería. No hizo falta una pregunta para saber que también participaba en el concurso ya que llevaba una guitarra colgada a la espalda.

"Lo-lo siento... No me fije por donde iba..." ¿Por qué me pondría tan nerviosa en su presencia? Aun seguía sintiendo esa familiaridad.

"Fue culpa mía, asi que no te disculpes muñeca" ¿Muñeca? Lo mire con enojo "Lo siento pero mis compañeros me reprenderán como no suba a tocar. ¡Espero que te guste mi canción, preciosa!" No pude contestar antes de que subiera y Lalo me jalara hacía una de las mesas donde estaban sentados los de la banda. Cuando comenzó la canción me quede petrificada. ¡Esa canción! Mi mente profesaron fugazmente recuerdos, pero aun así entendí el mensaje. Un mensaje del pasado.
                                       *                       *                          *           
"Según el radar, la esmeralda deberá de estar por estos parajes"

"¡Tails esté planeta es un desierto helado! ¡Nos congelaremos!" El zorro se encogió de hombros

"Ya Amy, pero no queda otra"

"Si quieres echar la bronca a alguien, echase la a tu amorcito Sonic. Ya que el es el causante de que ahora tengamos que andar viajando por el espacio" Se quejo Knuckles mientras preparaba el equipo.

"¡Ya dije que lo siento! ¿¡Cuántas veces he decirlo!?"

"¡ TANTAS HASTA QUE TENGAMOS TODAS!" Y como en cada búsqueda, ambos niños pequeños, empezaban a pelear montando un enorme alboroto.

"¡Detenganse! ¡No peleen!" Cosmo intento separarlos pero la sujete del brazo antes de que la golpearan "¡Hemos de detenerlos!" La personalidad de la chica planta se podía resumir en: tímida y miedosa. Miedosa  a ver peleas y muy pacifista. Cosa que era bueno, si no se trataban de Knuckles y Sonic -.-...

"Cosmo dejalos. Son niños que van de mayores y no les pasara nada. Creeme, llevamos aguantando esto desde algunos años -.-" Los resoplos de afirmación de Tails y Cream alimentaron mi razón.

"Pero no esta bien pelearse. Si la gente se pelea...pasan cosas malas..." Su mirada se ensombreció y sus ojos brillaron. Sonic se dio cuenta de que Cosmo temblaba y que se pondría a llorar si seguían haciendo el tonto.

"Muy bien, segundón mira que hiciste"

"¿¡Segundon!? ¡Oye cómo te..."

" Vamos Cosmo, recuperemos la esmeralda, pateamos el culo a esos Metarex y vallamos a casa a tomarnos unos ricos waffles de Amy, ¿te parece?"

"S-si" Cosmo volvió a recuperarse mientras Knuckles chisporoteaba enfado al ver que Sonic pasaba de sus amenazas

"¡Maldita bola azul!" El puño iba directo a su nuca cuando...

"Ni te atrevas" Sujete a Piko Piko y golpeé con suavidad la palma de mi mano. El equidna se espanto y se calmo

"o___oUu"

Un rato después estábamos paseando por aquel manto blanco. Cerca de donde estábamos, se podía ver unos arboles sin hojas  y troncos más grises que marrones. Cosmo se acerco a uno de ellos y poso su mano. Cerró los ojos y a los segundos nos miro a todos alarmada.

"Estos arboles...No están vivos"

"¡No me extraña! ¿A cuánto estamos? ¿A menos 10ºC? "

"No seas tan quejica, erizo. Asume las consecuencias de tu error"

"Mira que eres pesado, Knux ¬¬"

<<Según el radar, la esmeralda no ha de estar lejos. Cosmo, Amy os envio las coordenadas y paciencia>>

"¿¡CÓMO QUE PACIENCIA!?" Soltaron a unisono Knuckles y Sonic

"¡Gracias Tails!"

"Si, la necesitaremos. Pero no te preocupes, Tails, que mi Sonikku está en buenas manos -^3^-!"

"¿Manicomio, si? Tengo una nueva paciente para ustedes ^w^"

"ÒoÓ# ¿¡A QUIÉN LLAMAS LOCA, ERIZO!?"

"Bueno, dejen de discutir y encontremos la esmeralda para irnos de aquí o-oU"

Era duro de roer el paseo nevado, pero logramos aguantar. Caminamos a eso de una hora y media cuando pudimos divisar una fortaleza a lo lejos hecha completamente de hielo. Tras varias caídas de mi amorcito (? o-o) llegamos a un imponente castillo de hielo. No sabría jurar si fuera hacía menos frío que dentro pero aun así caminamos hasta llegar a unas enormes puertas.

"Dejadme a mi" Sonic saco pecho y se abrió paso entre Cosmo y yo. Se hizo una bola y se abalanzo sobre la puerta pero... "¡AAAAAH!! ¡ESTÁ FRÍIIOOOO DX!!!"

"¡NO! ¿¡EN SERIO!?" Grito irónico Knuckles mientras se colocaba a su lado. El erizo en el suelo se frotaba las púas como podía en un intento de entrar en calor.

" Sii >.< Mis pobre y bellas púas T-T"

"¡Apartte estúpido! ¡Yo la derivaré!" Knuckles se coloco frente a la puerta firme mientras Cosmo y yo estábamos sentadas aguardando a que el pazguato rojo rompiera la puerta. Tomo carrerilla y estampo sus nudillos en el hielo tan solo haciendo una abolladura "¡¡¡¡AAAAAA MI MANOO!! ¡FRIO, FRIO!"

"Te avise ToT" Contesto Sonic al vera su amigo tomándose la mano y caer de culo junto a él

"Asi no vamos a salir nunca ú__ùU"

"¡Tsk! ¡Maldito hielo, nadie hace daño a mi Sonikku!" Tomo con fuerza a Piko Piko y golpeé. El hielo se transformo en trocitos y la entrada quedo abierta

"Recordade nunca hacerla enfadar .__."

Entramos y para nuestro gusto, vimos la esmeralda dentro de una columna de hielo. Aquello parecía un laboratorio. Y lo mejor, ¡no había nadie!

"KYAA YA LA COJO YO! -^O^-!!"

"¡Espera Amy, hay algo raro!" No hice caso a Sonic e intente meter la mano y tocar la piedra. Pero al hacerlo, está pareció cambiar de color y desaparecer.

"¿¡Pero qué caraj... o-O!?"

"HAHAHA"

"¿¡QUIÉN ANDA AHÍ!? Todos nos agrupamos en circulo cubriéndonos mutuamente las espaldas y mirando a los lados en busca del que se había reído.

" Patético. Con que sencillez habéis caído en mi trampa" La voz sonaba robótica y muy rara.

"Metarex..." Susurro asustada Cosmo mientras se apoyaba más en mi espada. Yo sujeté con más fuerza mi martillo y mire a todos lados nerviosa. Nunca antes me había enfrentado a un metarex. Para algo servían Knuckles y Sonic ¿no? ._.

"¡Muestrate!"

"Haha, si aquello deseáis..." De pronto en la columna de hielo donde antes estaba la ilusión de la esmeralda, se formo una figura de un robot. Podía apreciar una capa y unas afiladas uñas y hombreras. Y en su pecho...

"¡Sonic la esmeralda!" El erizo miro la dirección de mi mano y asintió firme

"Bienvenidos seáis a... ¡Vuestra tumba!" De pronto unas estalactitas afiladas como lanzas cayeron del techo a nosotros. Conseguimos esquivarlas cada uno lanzándose para un lado.  Pero ahí no termino la cosa. Miles de trampas salían de los sitios más inesperados y hacía lo imposible por evitar que Cosmo, que iba desarmada, saliera herida.

"¿¡CÓMO VAIS CHICOS!?" Golpeé de regreso algunos dardos de hielo contra la pared provocando que la trampa quedara inutilizada "Una menos"

"¡NO MUY BIEN!"

"¡Cuidado Knuckles debajo tuya!"

"AHH!" Knuckles esquivo en el último momento otra estalactita que le hubiera atravesado por la mitad. "¡CASI ME QUEDO SIN CULO! Ò__<!"

"Que pena ¬o¬... ¡Vamos muevete!" Y así seguimos como idiotas esquivando y rompiendo trampas cuando Sonic se abalanzó sobre el Metarex con la mano extendida a la gema. "¡La tengo!"

"Muy lento" El robot desapareció y Sonic se golpeó fuertemente en la cabeza

"Son mis y ya jamás saldrán"

"¡SONIC!" Gritamos juntas al sentir las afiladas garras del robot sobre nuestros hombros

"Ni se molesten" Los chicos se juntaron y miraron enojados al Metarex "Un solo movimiento y sus suaves cuellos serán rajados"

"Grr... Cobarde"

"No...Astuto. Ahora, rindanse y acepten su fin"

"¡Ten Sonic!" Cosmo pego un salto y tomo la joya librándose de la garra y lanzo la piedra a Sonic. Cuando este la tomo la miro confuso y sonrió.

"¡Maldita mocosa, despidete de la vida niña flor!"

"¡COSMO!" Golpeé la garra en el momento justo pero sentí como la otra atravesaba mi piel. "¡AAAH!"

"¡Amy!" Sonis se lanzó al rescate y destruyo al metarex. El dolor fue aun más horrible cuando la garra salió de mala manera de mi brazo. No controle otro grito y me tire al piso y rodé lejos antes de que el cuerpo del robot me arrastrase.

"Sonic...no  creas que...ganaron... lograremos nuestro cometido... y ni tu...ni tus amigos...podrán evitarlo..." Tras sus amenazas el robot quedo destruido.

"¿Amy estás bien? Lo siento no debí haber cogido la esmeralda, fue muy imprudente por mi parte"

"Pero muy valiente y si no la hubieras cogido quizás ahora estaríamos todos muertos. Además, esta herida me la he hecho yo sola por no cuidar mis espaldas"

La sangre me había empapado mi guante. No tenía tan mala pinta para mi pero parece que para Sonic si, ya que me tomo en brazos durante todo el camino de regreso. Yo no me queje ni un solo momento ya que me gustaban esos cuidados tan poco casuales en mi amorcito. Ya en el Tifón, Tails me desinfecto y vendó la herida.

" Deberías haber tenido más cuidado Amy. Has tenido mucha suerte de que sea una herida limpia y no dañara ninguna arteria ni el hueso"

"Lo sé, lo sé. Pero fue un acto reflejo y no pude ni pensar"

"Bueno, tendrás que llevar la venda por una semana. Mañana ven para cambiarte la venda y limpiarte la herida, ¿ok?" Asentí mientras me levantaba de la camilla con la ayuda de mi brazo bueno " Si te duele tomate una aspirina, buenas noches Amy"

"Buenas noches Tails" Ya en mi habitación me tumbe en la cama y leí el envase de las aspirinas ya que no tenía otra cosa que hacer. Había sido un duro día pero al menos ya solo quedaban 5 esmeraldas más. Solo esperaba que aquella aventura espacial terminase pronto.

2 comentarios:

  1. Muy Buen Trabajo *-* Espero El Proximo ;B

    ResponderEliminar
  2. Aaaaaah no sé qué mitad del capítulo comentar ; o ; Así que sólo diré que... Lol, ha sido el capítulo hasta ahora en el que más se ha mencionado la palabra ¨culo¨, lol XD (Lo siento, te he dicho lo mucho que me divierte esa palabra? :B)
    Aaaaaaaah también estuvo bonito ese breve cuidado de Sonic a Amy <3
    Oh sí, a leer la segunda temporada se ha dicho <3

    ResponderEliminar